18 de junio de 2009

Irán quiere tecnología para fabricar armas:ElBaradei

LONDRES (Reuters/EP) - Irán quiere obtener la capacidad de construir armas nucleares para obtener la reputación de gran potencia en Oriente Medio, dijo el jefe del organismo supervisor nuclear de la ONU en una entrevista con la BBC transmitida el miércoles.

Teherán negó la afirmación. Sin embargo, Mohamed ElBaradei, director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés), dijo a Irán en una reunión de la IAEA que no será de fiar a menos que sus acciones vayan más allá y levante las restricciones a las inspecciones de la ONU.

La disputada reelección del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad ha puesto en duda la esperanza de las potencias occidentales de entablar un nuevo diálogo con Irán para frenar su programa nuclear, que según Teherán sólo busca producir electricidad, no bombas atómicas.

ElBaradei dijo que Irán considera a las armas nucleares como una "política de seguro" contra lo que percibe como amenazas de países vecinos y Estados Unidos.

"Mi sensación es que a Irán definitivamente le gustaría tener la tecnología (...) que le permitiera tener armas atómicas si decidiera hacerlo", dijo ElBaradei a la BBC.

El proceso de enriquecimiento de uranio puede estar destinado a la producción de combustible para plantas de energía nuclear o armas.

"(Irán) quiere enviar un mensaje a sus vecinos, quiere enviar un mensaje al resto del mundo: no se metan con nosotros, podemos tener armas nucleares si queremos", señaló.

"Pero el propósito final de Irán, como yo lo entiendo, es ser reconocido como una gran potencia en Oriente Medio", apuntó y agregó que es el camino que ven los iraníes para lograr poder y prestigio.

FINES PACIFICOS

Irán refutó los dichos de ElBaradei.

"El está absolutamente equivocado. No tenemos ninguna intención de tener armas atómicas, en absoluto", dijo el embajador iraní Ali Asghar Soltanieh ante una improvisada conferencia de prensa en Viena afuera de una reunión de directores de la IAEA.

"Las armas nucleares no están en nuestra doctrina de defensa. No consideramos que las armas nucleares sean una ventaja (...) nunca (las) tendremos. Pero vamos a tener tecnología nuclear para propósitos pacíficos..." precisó.

El embajador agregó que no interrumpirán las actividades del ciclo del combustible porque Irán tiene una necesidad legítima.

Sobre la tecnología de enriquecimiento, señaló que las potencias occidentales deberían "asumir esta realidad. ¿No están

felices con estos hechos? Es su problema, es una realidad".

En Viena, Estados Unidos dijo que Irán ahora parecía en posición de convertir su enriquecimiento en un proceso apto para fabricar armas.

"Irán ahora está muy cerca o en posesión de suficiente uranio enriquecido para producir un arma nuclear, si tomara la decisión de llevar el enriquecimiento a un grado apto para armas", dijo el enviado estadounidense Geoffrey Pyatt.

Para hacer eso, Irán debería reconfigurar su planta de enriquecimiento para obtener combustible nuclear y miniaturizar el material para introducirlo en una ojiva, pasos técnicos que podrían llevar entre seis meses y un año o más, dicen analistas nucleares.

Ahmadinejad indicó el domingo que en su segundo mandato no habría cambios en la política nuclear y dijo que la cuestión "pertenece al pasado".