21 de septiembre de 2020

I.Salomón.- Al menos dos trabajadores de una ONG noruega muertos tras una explosión en Islas Salomón

I.Salomón.- Al menos dos trabajadores de una ONG noruega muertos tras una explosión en Islas Salomón
Mercado Central de Honiara, en la capital de Islas Solomón. - ZHU HONGYE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Dos trabajadores de la ONG Ayuda Popular Noruega (NPA, por sus siglas en inglés) han muerto este domingo como consecuencia de la explosión de una bomba en Honiara, la capital de Islas Salomón.

El ciudadano australiano Trent Lee y el británico Stephen Atkinson son los dos fallecidos, según ha revelado la propia ONG para la que trabajaban. Ambos se encontraban en este archipiélago del Pacífico sur realizando tareas de campo sobre la contaminación de artefactos sin estallar desde la II Guerra Mundial.

"Estamos devastados por lo que ha sucedido y por la pérdida de dos buenos colegas", ha lamentado la secretaria general de la NPA, Henriette Killi Westhrin, en un comunicado.

La Policía de Islas Salomón ha anunciado que ya se encuentra investigando este "trágico" incidente y ha pedido a la población que reside alrededor de donde se produjo la explosión, en el oeste de la capital, que no salgan de sus casas antes posibles nuevas explosiones.

"Hacemos un llamamiento a los residentes del área de Tasahe en West Honiara para que se mantengan alejados de la zona del incidente y permitan que los oficiales hagan su trabajo mientras investigamos este trágico suceso", ha dicho el portavoz de la Policía, Clifford Tunuki.

El NPA ha informado que ha estado trabajando junto con las autoridades locales en un proyecto para localizar bombas sin detonar, que cuenta con financiación del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Las actividades de la ONG noruega en el país insular, han comunicado sus responsables, se han suspendido temporalmente, mientras colaboran con las autoridades para esclarecer lo sucedido.

"La seguridad y la protección de nuestro personal es nuestra máxima prioridad", han recalcado desde la ONG, que tiene repartidos por casi una veintena de países del mundo a unas 1.850 de personas que trabajan en labores de desactivación de minas.