13 de enero de 2020

Israel.- La Policía israelí libera a 50 mujeres retenidas en condiciones de esclavitud por una secta hebrea en Jerusalén

Israel.- La Policía israelí libera a 50 mujeres retenidas en condiciones de esclavitud por una secta hebrea en Jerusalén
Israel.- La Policía israelí libera a 50 mujeres retenidas en condiciones de escl - POLICÍA DE ISRAEL

JERUSALÉN, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía israelí ha informado este lunes de que ha liberado a 50 mujeres, algunas con hijos, que vivían retenidas en un inmueble de Jerusalén por una secta liderada por un hombre que las mantenía recluidas en condiciones de esclavitud. El líder de la secta y ocho mujeres más han sido detenidos.

"Fuerzas policiales han asaltado un complejo residencial esta mañana en el centro de Jerusalén, donde vivía una comunidad cerrada, con decenas de mujeres que vivían en condiciones de esclavitud bajo el liderazgo del líder comunitario", ha informado la Policía en un comunicado.

El local era formalmente un seminario femenino ubicado en el barrio de Bujarim, en el centro la ciudad, pero en realidad servía como vivienda para los miembros de la secta, sometidos a la voluntad del líder, un hombre de unos 60 años de edad.

Algunos medios de comunicación israelíes han apuntado a que el líder de la secta abusaba sexualmente de las integrantes de la misma desde 2011. La Policía reconoce que el dirigente de la secta, autoproclamado rabino, "ha perpetrado diferentes delitos contra las mujeres y los niños durante largos años".

Las mujeres se separaban de sus familias y entorno poco después de comenzar a relacionarse con esta comunidad e incluso eran castigadas si incumplían las normas de la misma. Solo podían trabajar en empleos que aprobara el líder de la secta y parte de sus salarios le eran directamente entregados a él.

El sospechoso ya fue detenido en 2015, pero fue excarcelado después de que los miembros de la secta testificaran en su favor. Las denuncias sobre esta secta datan de 2011, cuando los familiares de las mujeres que vivían con el líder de la misma denunciaron lo que pasaba a la Policía. Sin embargo, las autoridades no hicieron nada porque las mujeres eran adultas que habían decidido sumarse libremente a esta comunidad.

Sin embargo, en esta ocasión la operación se ha llevado a cabo después de que varias mujeres de la comunidad la abandonaran y denunciaran lo que allí ocurría y tras meses de investigación encubierta.

La directora de la organización feminista Naamat, Hagit Peer, se ha declarado "horrorizada" por el caso y ha apuntado que parecía "inconcebible que una comunidad de pesadilla como esa pueda existir en Israel, con decenas de mujeres y niños cruelmente explotadas".