30 de diciembre de 2010

Italia.- El Gobierno italiano señala que sería "inaceptable" que Brasil no extraditara al ex terrorista Battisti

ROMA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno italiano ha afirmado este jueves que sería "inaceptable" que Brasil no extraditase a Italia a Cesare Battista, antiguo miembro del grupo terrorista Proletarios Armados por el Comunismo (PAC), y además dañaría las relaciones entre los dos países.

Battisti tiene en su haber diferentes delitos de fuga en México, Francia y Brasil y está acusado del homicidio de cuatro personas en los años setenta en Italia, así como del delito de pertenencia a la organización terrorista PAC. El ex terrorista fue detenido en marzo de 2007 en las playas de Copacabana, en Río de Janeiro, y desde entonces el Gobierno italiano ha pedido su extradición para que sea juzgado por la Justicia italiana.

El destino de Battisti depende ahora del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula Da Silva, ya que el Tribunal Supremo de Brasil decidió que debía ser el presidente quien decidiera su entrega a Italia. Sin embargo, Eduardo Suplicy, senador brasileño del partido del Gobierno de Lula, afirmó este miércoles que Lula entregará a Battisti "si se le garantiza la condición de refugiado político".

Además, la Abogacía General del Estado de Brasil ha presentado a Lula un informe en el cual se declara contraria a la extradición de Battisti a Italia, según informa el diario 'Il Corriere della Sera'.

Por su parte, el Gobierno italiano ha asegurado que Lula "tendrá que explicar su decisión" no solo al Gobierno sino "a todos los italianos y en particular a las familias de las víctimas y a un hombre en silla de ruedas", en referencia a Alberto Torregiani, que quedó paralizado parcialmente después del atentado de un comando del clan de Battisti perpetrado en 1979, en el cual fue también asesinado su padre.

Berlusconi ha insistido en que Battisti debe ser entregado a la Justicia italiana y ha desmentido las declaraciones, confirmadas por el senador brasileño Suplicy, de que habría dado garantías al presidente Lula de tratar como "refugiado" a Battisti.

El primer ministro italiano ha asegurado que en los encuentros entre los dos líderes ha "reclamado siempre la línea perseguida por Italia en el caso de la extradición" y que Battisti "sea entregado a la Justicia italiana" sin ninguna condición.

El ministro de Defensa italiano, Ignazio La Russa, ha anunciado que el 'no' a la extradición de Battisti "tendrá consecuencias", y el ministro de Exteriores, Franco Frattini, ha asegurado que el Gobierno italiano "considerará todas las medidas necesarias para obtener el respeto del tratado bilateral de extradición en conformidad con el Derecho brasileño".