12 de marzo de 2011

Japón.- Fidel Castro lamenta el seísmo e insta a la comunidad internacional a ayudar al "laborioso pueblo" japonés

El ex presidente cubano alude también al "terremoto" libio y anticipa una intervención militar extranjera

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente cubano Fidel Castro ha lamentado este sábado, en una de sus habituales 'reflexiones' escritas, el terremoto de 8,9 grados ocurrido en Japón y se ha mostrado confiado en que cada país "hará lo que esté a su alcance" para ayudar al "laborioso pueblo" japonés.

Para Castro, la posibilidad de que haya miles de muertos es algo "realmente inusitado en un país desarrollado donde todo se construye a prueba de terremotos".

El líder revolucionario ha destacado que las consecuencias "habrían sido más graves" si el temblor se hubiese originado a menos profundidad o a menos distancia de las zonas urbanas y ha recordado que Japón "fue el primero en sufrir un innecesario e inhumano ataque nuclear".

Castro ha subrayado que con el de Japón ya son tres los seísmo "de gran intensidad" que se producen en menos de dos años, en alusión también a los de Haití y Chile registrados en enero y febrero de 2010. "No se puede culpar al hombre de tales tragedias", ha dicho.

El artículo publicado por la prensa cubana y titulado "Los dos terremotos" se refiere también al otro seísmo, "de carácter político" y "potencialmente más grave" que tiene lugar en torno a Libia. A juicio de Castro, este segundo terremoto "afecta de un modo u otro a todos los países".

"El drama que vive ese país está en pleno auge, y su desenlace es todavía incierto", ha advertido, y recoge en el texto declaraciones de autoridades estadounidenses que anticipan una posible victoria de Gadafi.

Castro no duda de que el régimen de Gadafi cometió un "error" al apoyarse en el ex presidente estadounidense George W. Bush y en la OTAN, al igual que no duda de que las intenciones de Washington y la Alianza Atlántica pasen por "intervenir militarmente en Libia y abortar la ola revolucionaria que sacude el mundo árabe".

"Los pueblos que se oponen a la intervención de la OTAN y defienden la idea de una solución política sin intervención extranjera, albergan la convicción de que los patriotas libios defenderán su patria hasta el último aliento", concluye el texto.