21 de septiembre de 2009

El jefe del Estado Mayor ruso advierte de que no se ha desechado la opción de instalar misiles en Kaliningrado

ZÚRICH, 21 Sep. (Reuters/EP) -

El jefe del Estado Mayor ruso, Nikolai Makarov, afirmó hoy que los planes para instalar misiles Iskander con capacidad nuclear en el enclave ruso de Kaliningrado, entre Polonia y Lituania, no han sido descartados a pesar del anunció de Estados Unidos de anular el despliegue del escudo antimisiles en Europa Central.

Al ser preguntado por las informaciones sobre la decisión de no desplegar misiles en Kaliningrado, Makarov afirmó que "no se ha tomado tal decisión". "Es una decisión política. La debe tomar el presidente", afirmó el general.

Los americanos "no han renunciado a su escudo antimisiles, lo han reemplazado por un componente basado en el despliegue marítimo", indicó Makarov en declaraciones a los medios de comunicación durante un vuelo entre Moscú y Zúrich.