¿Qué se juegan y qué países de Iberoamérica participan en la Cumbre del G20 celebrada en Argentina?

¿Qué se juegan y qué países de Iberoamérica participan en la Cumbre del G20 celebrada en Argentina?
29 de noviembre de 2018 REUTERS / AGUSTIN MARCARIAN - ARCHIVO

BUENOS AIRES, 29 Nov. (Notimérica) -

Por primera vez en la historia, un país sudamericano será sede del principal foro internacional de discusión económica, financiera y política, el Grupo de los 20 (G20). La entidad representa el 85 por ciento del producto bruto global, al mismo tiempo que el 75 por ciento del comercio internacional y dos tercios de la población mundial.

A pesar de los altercados sucedidos con motivo de la celebración de la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, la capital argentina espera este viernes y sábado acoger sin contratiempos el evento, para el cual se han desplazado hasta la ciudad cientos de empresarios y los principales líderes de los Estados miembros.

Estos son, en primer lugar, el ente de la Unión Europea, al que se suman los países de Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía.

Si bien se espera con ansia la reunión entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping, cuyas potencias se encuentran en plena guerra comercial, los países latinoamericanos que forman parte del G20 encontrarán en este encuentro una buena oportunidad para atraer inversiones y revalorizar internacionalmente la situación de la región.

Argentina, Brasil y México, las tres potencias latinoamericanas, se encuentran a día de hoy atravesando momentos de transformación por unas cuestiones u otras. En el primer caso, la crisis financiera que azota argentina y el préstamo que el Gobierno de Mauricio Macri se ha visto obligado a solicitar al Fondo Monetario Internacional (FMI) para hacerle frente, ha supuesto una pérdida de legitimidad a nivel nacional e internacional del Estado.

Por otro lado, las recientes elecciones presidenciales en México y Brasil, cuyos resultados distan notablemente en términos ideológicos uno de otro, han dado lugar a incertidumbre a nivel inversionista y comercial, al mismo tiempo que sus economías no pasan por el mejor momento. Además, en el caso azteca debe sumarse las oscilaciones generadas por las negociaciones con Estados Unidos y Canadá del Acuerdo de Libre Comercia de América del Norte (TLCAN).

En cualquier caso, en los tres casos será primordial para las tres naciones la búsqueda de nuevos inversores extranjeros, así como la consolidación de los ya presentes, entre los integrantes del foro. Y, al mismo tiempo, como indica el director del Programa de Instituciones Internacionales y Gobernabilidad Global del Council on Foreign Relations, Stewart Patrick, a 'BBC Mundo', la celebración del G-20 supone una buena oportunidad para el resto de la región latinoamericana.

Sin embargo, que estos tres países se hayan visto inmersos en sus problemáticas internas ha desviado la atención de otra serie de hechos de importante relevancia a nivel regional. La grave crisis migratoria que se vive en Centroamérica y que está afectando a México, donde miles de migrantes aguardan el momento de entrar a Estados Unidos en penosas condiciones, a pesar de ser un tema de gravedad, es probable que no tenga espacio en el foro de discusión.

"No se si los temas que realmente importan van a estar en la reunión. Tenemos una colosal crisis migratoria en la región que ha sido ignorada por la comunidad internacional, simplemente porque no es una guerra", comenta en conversación con 'BBC Mundo' la investigadora senior del Peterson Institute for International Economics y directora de Estudios Latinoamericanos y Mercados Emergentes en la Universidad Johns Hopkins, Monica de Bolle.

Contador