18 de julio de 2015

Juez desplazado en Argentina: "Si aparezco suicidado, busquen al asesino"

BUENOS AIRES, 18 Jul. (Notimérica) -

El juez argentino Claudio Bonadio, que el pasado jueves fue desplazado de la causa Hotesur, en la que investigaba a la familia Kirchner por presunto lavado de dinero, ha sido sustituido por el mismo juez que desechó la denuncia del fiscal Nisman y Bonadio hizo referencia a la triste muerte del fiscal.

"Si aparezco suicidado, busquen al asesino: no es mi estilo", dijo lapidariamente el juez después de ser apartado de la causa Hotesur (http://www.notimerica.com/politica/noticia-apartan-juez-inve...), en una clara alusión al fiscal Alberto Nisman (http://www.notimerica.com/politica/noticia-quien-era-fiscal-...), que apareció muerto en su departamento días después de denunciar a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Aunque el fallo por el cual han apartado al juez Bonadio todavía no es firme y ya ha sido apelado, el expediente de la causa ha sido sorteado y ha recaído en manos del mismo juez que desechó la denuncia de Nisman el pasado mes de febrero, Daniel Rafecas.

Una de las querellantes en la causa, la diputada Margarita Stolbizer, ya ha apelado la decisión de apartar a Bonadio, así como el fiscal de la causa, Germán Moldes, pidió explicaciones a la Cámara que falló contra Bonadio.

"La decisión del apartamiento del juez es desmesurada y arbitraria", señaló Stolbizer, quien calificó de "sanción política" la medida contra el juez por haber pedido "información sobre las sociedades de la familia Kirchner. En Argentina se va instalando el mensaje sobre los peligros que implica investigar al poder".

El juez Bonadio, además, confesó que en las últimas semanas había recibido varias invitaciones para reunirse con el candidato a presidente del 'kirchnerismo', Daniel Scioli, pero que las declinó.

NUEVOS ALLANAMIENTOS

Después de haber sido apartado de la causa Hotesur, el juez Bonadio ordenó allanamientos en el Ministerio de Planificación, dentro de la causa en la que investiga presuntos sobornos en la importación de gas al país.

Desde el Gobierno, esta decisión ha sido visto como una contraofensiva del juez hacia ellos: "Por lo visto, hay un plan de allanamientos para todos y todas", ironizó el ministro de Planificación, Julio de Vido.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, insistió en la idea de que los allanamientos de Bonadio son "un show mediático, un hecho político y una excursión de pesca", como ya dijera de los que el juez ordenó el pasado lunes contra las propiedades de la familia presidencial.