30 de julio de 2012

Kenia/Venezuela.- Un tribunal acusa a dos guardias por no haber impedido el asesinato de la embajadora de Venezuela

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha acusado a dos guardias de seguridad de nacionalidad keniana por no haber impedido el asesinato de la embajadora de Venezuela en Kenia, Olga Fonseca, quien murió el pasado viernes dentro de su residencia, aparentemente estrangulada.

Eluid Kimutai y Owino Bernard estaban custodiando la residencia oficial cuando Fonseca fue asesinada por razones que todavía se investigan. El Tribunal Supremo considera que ambos no utilizaron todos los medios razonables para detener el crimen. Los dos kenianos se declararon inocentes.

"Siendo guardias de seguridad sabían que una persona intentaba cometer un asesinato. Fallaron al no utilizar cualquier fuerza razonable para detener el asesinato", señala el acta presentada por la acusación, divulgada por la web local 'Standard Media'.

La juez Ester Maina ha ordenado la libertad bajo fianza tanto de Kimutai como Bernard. Ambos deberán pagar cien mil chelines (unos 970 euros). El juicio ha sido fijado para el próximo 27 de agosto, según informa Reuters.

El pasado sábado, la Policía de Kenia arrestó al primer secretario de la Embajada de Venezuela en Nairobi, el venezolano Dwight Sagaray, y este lunes se ha decidido que permanezca detenido durante 14 días después de que se le retirase su inmunidad diplomática.

Fonseca apareció muerta el pasado viernes en la residencia oficial de la Embajada en Nairobi con signos de estrangulamiento, según revela la investigación preliminar hecha por la Policía.

Los resultados de los análisis de ADN realizados a la mujer después de su muerte no han sido entregados aún a la Policía, según señalan los documentos de la corte.

Sagaray, quien es considerado uno de los principales sospechosos de la muerte de la diplomática venezolana, fue arrestado junto a cinco kenianos que trabajaban en la Embajada, pero se desconoce si han sido liberados o si les han imputado cargos.

La juez Florence Muchemi decidirá el martes si deja a Sagaray en libertad bajo fianza o le mantiene detenido.