13 de abril de 2015

El 'kirchnerismo' fracasa en el intento de elegir nuevo juez del Supremo

El 'kirchnerismo' fracasa en el intento de elegir nuevo juez del Supremo
FACEBOOK

BUENOS AIRES, 13 Abr. (Notimérica) -

   La nominación que la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, realizó para cubrir una vacante en la Corte Suprema de Argentina el pasado mes de enero se ha encontrado con la negativa rotunda del arco opositor, que se comprometió a no considerar ningún postulante hasta el próximo diciembre.

   El candidato que Cristina Kirchner propuso, además, resultó muy polémico, ya que se trataba de un joven abogado de 33 años, Roberto Carlés, cuyo currículum ha sido puesto en duda.

   La votación del pliego de Carlés en el Senado --órgano que debe refrendar la nominación del Ejecutivo con dos tercios de los votos-- estaba prevista para este miércoles, 15 de abril, pero la falta de apoyo ha sembrado dudas en el oficialismo sobre lo apropiado de la votación.

   El pasado mes de noviembre, poco después de que se conociera la renuncia del entonces juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni, los senadores opositores firmaron un compromiso de no aprobar ningún candidato para reemplazarlo hasta después del 10 de diciembre de 2015, cuando Cristina Kirchner abandona su cargo.

   Aunque el 'kirchnerismo' y sus aliados cuentan con mayoría absoluta en el Senado --suman 43 de las 72 bancadas--, necesitan llegar a 48 votos favorables, pero incluso algunos aliados del 'kirchnerismo' han anunciado su oposición a la candidatura de Carlés.

CON EL APOYO DEL PAPA

   Desde varios sectores han afirmado que Roberto Carlés era en realidad un candidato que contaba con la bendición del Papa Francisco, con quien el abogado se reunió precisamente el pasado 20 de marzo en la sede papal.

   Esta situación, que en ningún momento ha sido negada desde el Vaticano, vuelve a poner en tela de juicio las palabras en las que el Papa Francisco protestaba por sentirse usado por los políticos en Argentina, cuando en realidad él mismo estaría utilizando su posición para promover candidatos a puestos políticos.

   De hecho, Carlés se jactó de ser amigo del Papa Francisco y en su cuenta de Twitter se podía ver hasta hace poco tiempo una foto en la que aparecía amistosamente con el sumo pontífice en el Vaticano.

   Además del apoyo del Papa y, evidentemente, de la presidenta, Carlés es discípulo del exjuez de la Corte, Eugenio Zaffaroni, y su principal trabajo fue como coordinador de la Comisión de Reforma del Código Penal, que algunos opositores criticaron por "garantista", en la línea del juez Zaffaroni.

   Ante el eventual fracaso de la elección de Carlés, en los últimos días comenzó a circular una versión según la cual el Ejecutivo estaría pensando en aumentar el número de jueces de la Corte Suprema de cinco a nueve, para lo cual sólo necesita mayoría simple.

   Esta medida ya fue realizada por el expresidente Carlos Menem, que en 1990 aumentó de cinco a nueve los miembros en lo que fue visto como un intento por garantizarse la impunidad jurídica, pero el fallecido mandatario Néstor Kirchner volvió a reducirlo a cinco en el año 2006.