19 de octubre de 2015

Legislador cubano pide 30 años de cárcel a deportados que vuelven a EE UU

MIAMI, 19 Oct. (Notimex/Notimérica) -

El legislador estadounidense de origen cubano Carlos Trujillo ha presentado un proyecto de ley en la legislatura de Florida que, de aprobarse, impondría penas de 30 años de cárcel a los inmigrantes deportados que regresen a Estados Unidos de forma ilegal.

La propuesta HB-9, presentada por el representante republicano, se enfoca en inmigrantes que han sido deportados y que han regresado de nueva cuenta de manera ilegal, así como los que tienen órdenes finales de deportación a menos que estas órdenes estén en revisión judicial.

Esta propuesta ha sido duramente criticada por grupos de derechos humanos.

"Creemos que esto es parte de lo que ha despertado la retórica antiinmigrante de Donald Trump. Todo ese sentimiento que existe de una parte de la población norteamericana de un montón de gente resentida por diversas razones", dijo a Notimex Jonathan Fried, director ejecutivo del grupo pro-inmigrante WeCount!.

Señaló que "es inaceptable" que un cubanoamericano, cuyos antepasados también son inmigrantes, "esté haciendo esto y esté contribuyendo con Trump".

A su vez John De León, abogado de derechos civiles, alertó de que la medida también daría autoridad a la policía "de hacerle preguntas a cualquiera sobre sus papeles", algo contra lo que han luchado ya antes con propuestas antiinmigrantes como la SB1070 de Arizona y la HB56 de Alabama.

Levi Torres, asesor de asuntos legales de WeCount!, dijo que el proyecto afectaría además a una gran cantidad de inmigrantes cubanos que no pueden ser deportados a su país por el gobierno que tiene Cuba y también tendrían que ir a la cárcel.

En ese sentido, el legislador Trujillo señaló esta semana a la cadena Univisión que las relaciones con Cuba "están cambiando bastante" y que la ley sólo afectaría a los que una vez que son enviados a Cuba traten de regresar de manera ilegal.

UNOS 36.000 CUBANOS CON ORDEN DE DEPORTACIÓN.

Se estima que unos 36.000 tienen una orden final de deportación en el estado, de acuerdo con la cadena. Un proyecto similar al de Trujillo, el SB-118, fue presentado también en el Senado estatal por el republicano Travis Hutson.

En la actualidad la ley federal sanciona hasta por cinco años de cárcel el haber reingresado de manera ilegal al país. Ambos nuevos proyectos establecen penas de hasta 30 años de prisión y una multa de 10 mil dólares.

De ser aprobada por la legislatura estatal, la medida entraría en vigor en octubre del próximo año.

"Es inaceptable que por un acto de amor, por querer estar unido con la familia o querer trabajar, se quiera poner a esa persona en la cárcel tanto tiempo", subrayó Fried, quien desde la semana pasada ya ha organizado protestas contra el proyecto del legislador.

Para leer más