30 de marzo de 2016

La Ley de Amnistía aumenta la tensión entre el Gobierno y la oposición venezolana

La Ley de Amnistía aumenta la tensión entre el Gobierno y la oposición venezolana
AN

CARACAS, 30 Mar. (Notimérica) -

La Ley de Amnistía que prevé la liberación de los denominados presos políticos por la oposición venezolana enfrenta nuevamente al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y los opositores que dominan la Asamblea Nacional.

Tras un largo y acalorado debate, el Parlamento venezolano, de mayoría opositora, ha aprobado este martes el Proyecto de Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, aunque el Gobierno de Nicolás Maduro ya ha advertido de que no respaldará la ley.

La iniciativa beneficiaría a opositores de alto perfil que están tras la rejas, algunos con condenas, otros con procedimientos abiertos, como el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, o el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, acusados de avivar las violentas protestas que dejaron más de 40 muertos a principios del 2014, entre otros delitos.

Los diputados 'chavistas' han mostrado su rechazo por considerar que se trata de una norma que beneficia a personas que cometieron graves delitos.

En una entrevista con Notimérica realizada este mes, los diputados oficialistas del Partido Unido Socialista de Venezuela (PSUV) aseguraron que el documento contiene la "confesión de todos los delitos que ha cometido la oposición venezolana" en contra de Venezuela.

"Por ejemplo, el artículo 4 considera amnistiar la instigación a delinquir, violencia o resistencia a la autoridad, daños al sistema público, a la propiedad privada (...) Se concede amnistía al delito de financiamiento del terrorismo o a los de trafico de drogas o fraude, estafa y usura", leyó la diputada.

En este sentido, la diputada aseguró que esta Ley de Amnistía no recoge los delitos "por pensar diferente" y remarcó, en base a ello, que "definitivamente Leopoldo López no es un preso político".

Por su parte, Maduro ha afirmado que no refrenderá la norma ya que tiene como objetivo "proteger" a criminales. "Leyes para amparar terroristas y criminales, no pasarán por aquí. Hagan lo que hagan", advirtió Maduro en un discurso televisado desde el Palacio de Miraflores.

Según la oposición, la ley prevé la liberación de 76 personas consideradas "presos políticos", y una amnistía para centenares de venezolanos "perseguidos y exiliados" por su oposición al 'chavismo'.

La encargada de presentar el proyecto ha sido la diputada Delsa Solórzano, quien ha explicado que el texto del instrumento pasó de 45 artículos a 29 y añade que sólo beneficiará a los llamados presos políticos porque "ninguno está sentenciado por homicidio".

SE REAVIVA EL ENFRENTAMIENTO

La aprobación de la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional reaviva la pugna de poderes entre el Parlamento y el Supremo y la serie de enfrentamientos entre Maduro y los opositores que piden su salida.

En enero pasado, la mayoría opositora en la Asamblea Nacional rechazó una solicitud de Maduro de prorrogar el decreto de emergencia económica que su gobierno plantea para enfrentar la crisis agravada por la caída del petróleo.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció recientemente que activaría "todos los mecanismos constitucionales" para lograr la salida de Maduro, a quien culpa por la actual crisis económica y social de Venezuela.

Este plan implica la activación de alguna de cuatro vías para lograr el cambio político: protestas para lograr la renuncia del mandatario, un referéndum para revocarlo, una enmienda para lograr recortar su periodo de gobierno y una Asamblea Constituyente.

Para el dirigente oficialista Roy Daza, "el problema de fondo es que la oposición no tiene ninguna propuesta propositiva porque no tiene un proyecto de país que pueda atraer a la población", por lo que su agenda se limita a buscar la salida de Maduro.

La economía venezolana atravesó en 2015 su peor año, debido a la caída de los precios del crudo. La economía retrocedió un 5,7 por ciento y la inflación escaló al 280 por ciento.