10 de septiembre de 2019

Líbano.- Hezbolá reivindica el derribo de drones de Israel y avisa de que no tiene "líneas rojas" en defensa de Líbano

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El líder del partido milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha advertido este martes a Israel de que su grupo no tiene "líneas rojas" para defenderse frente a ataques israelíes, al tiempo que ha reivindicado el derribo de dos drones israelíes como parte de la defensa de la soberanía libanesa, ha informado el diario local 'L'Orient Le Jour'.

En un discurso en Beirut, Nasralá ha dicho que Hezbolá forma parte del Gobierno libanés y que el Ejecutivo respeta la resolución 1701 de Naciones Unidas, que establece un alto el fuego entre el grupo chií e Israel que puso fin a la guerra librada en el verano de 2006.

"Si Israel bombardea Líbano, envía drones y ataca a Líbano, es el derecho legal, humanitario y legítimo de Líbano defenderse y defender la soberanía de Líbano y esto se hace sin ninguna línea roja", ha subrayado el jeque Nasralá, en un discurso con motivo del décimo día de conmemoraciones religiosa por la Ashura.

En el décimo día de la Ashura, los chiíes de todo el mundo conmemoran el martirio del imán Husein, nieto del profeta que murió a manos de las tropas del califa omeya Al Yazid durante la batalla de Kerbala en el año 680. En Líbano, los fieles chiíes se reúnen en las principales regiones de esta confesión, principalmente en el sur de Beirut y en el sur del país.

"Los libaneses han hecho fracasar la tentativa israelí de modificar las reglas de enfrentamiento desde 2006 y el Ejército israelí, impotente sobre el terreno, se ha convertido en un ejército hollywodiense", ha asegurado el líder de Hezbolá.

Nasralá ha recalcado que Israel "no respeta" la resolución de 1701 de Naciones Unidas y ha destacado que "uno de los signos de la fuerza de la resistencia" es que las autoridades israelíes han tenido que establecer "por primera vez" un cinturón de seguridad dentro de Palestina "con una profundidad de siete kilómetros desde la frontera y ha evacuado sus posiciones".

"Líbano respeta la resolución y Hezbolá forma parte del Gobierno libanés, que respeta esta resolución", ha indicado, antes de avisar de que si hay ataque de Israel, los libaneses tienen derecho a defenderse "sin ninguna línea roja".

En este sentido, ha dejado claro que si "el enemigo ataca Líbano", "la respuesta será apropiada". "Hoy Líbano impone su respeto en el mundo, ha remachado.

El discurso de Nasralá llega después de que a finales de agosto murieran dos milicianos de Hezbolá en Siria por un ataque aéreo israelí, una acción que vino sucedida horas después por el derribo en Líbano de dos drones israelíes y, posteriormente, por el lanzamiento de misiles contra un blindado militar en el norte de Israel, lo que hizo temer una reanudación de la guerra que terminó en 2006.

Hezbolá y las Fuerzas Armadas israelíes se enfrentaron en el verano de 2006 en una guerra que se prolongó durante 33 días y que dejó más de 1.200 muertos en suelo libanés, la mayoría civiles, y 160 en territorio israelí.

En el marco de estas tensiones, el lunes Hezbolá anunció que había abatido "un dron israelí" cuando estaba entrando en el espacio aéreo libanés. El Ejército israelí admitió posteriormente que uno de sus vehículos aéreos no tripulados fue abatido en "territorio del sur de Líbano durante unas operaciones de rutina.

El líder de Hezbolá también se ha referido a la situación económica de Líbano y ha abogado por "encontrar soluciones sumando todos los esfuerzos". "Es inaceptable que la situación se desarrolle en detrimento de la clase pobre", ha dicho, para después abogar por recuperar los recursos financieros que se han quedado "ilegalmente" los ricos y que pertenecen "a los libaneses".

Nasralá también ha arremetido contra las sanciones de Estados Unidos contra Irán, Siria y "los movimiento de resistencia en Palestina, Líbano e Irak". "Es una agresión del Gobierno norteamericano para hacer presión en el plano económico tras el fracaso de sus guerras económicas sionistas en Líbano y Palestina y su fracaso en las guerras libradas por los grupos infieles", ha asegurado.