10 de agosto de 2006

Líbano/Israel.- Los residentes libaneses en Venezuela apoyan que Chávez rompa relaciones con Israel

CARACAS, 10 Ago. (EP/AP) -

La comunidad de inmigrantes libaneses en Venezuela, una de las mayores de la región, apoya la amenaza de presidente Hugo Chávez de romper relaciones diplomáticas con Israel, mientras grupos judíos y el gobierno israelí expresaron su preocupación por los comentarios del mandatario venezolano sobre la ofensiva militar en el Líbano.

Chávez sugirió el martes que tras el retiro de su embajador en Israel, el próximo paso de su administración podría ser la ruptura de relaciones.

El inmigrante libanés Hassan Bzaih, quien relató que su familia perdió a 12 miembros en un ataque con misiles de Israel en julio, declaró que se siente agradecido con Chávez, quien está "apoyando las víctimas".

"El esta hacienda algo muy valioso para nosotros", indicó Bzaih, de 30 años, que posee una tienda de ropa en la turística Isla de Margarita de Venezuela y que se encontraba visitando a su familia en el sur del Líbano cuando comenzaron los ataques el 13 de julio. Agregó que fue despertado por la explosión que destruyó la casa de su primo, distante a unos 100 metros.

Chávez el domingo pasado acusó a Israel de estar realizando un "holocausto" en el Líbano y Palestina, y ordenó la semana pasada el regreso a casa del encargado de negocios, máximo representante diplomático de Venezuela en Tel Aviv.

Israel respondió el lunes llamando a su embajador a consultas.

"Vean ustedes lo que está haciendo Israel, bombardeando ciudades, acabando con un país entero, no importa que haya niños, mujeres; han muerto madres abrazadas a sus hijos", declaró el mandatario el martes.

"Ellos (los israelíes) han retirado también su embajador y lo más seguro es que en los próximos pasos rompamos relaciones diplomáticas, yo no tengo ningún interés en mantener relaciones diplomáticas, ni oficina, ni comercio ni nada con un Estado como el de Israel", agregó sin dar otros detalles y tampoco dejó en claro si era una decisión final.

En un reciente viaje a Irán, Chávez también condenó a Israel y tildó de "terrorismo" sus ataques en el Líbano. Sus comentarios fueron saludados por su audiencia iraní con la mano en alto y gritando "la muerte sea con Israel" y la "muerte será con Estados Unidos, abajo Estados Unidos".

Abraham Foxman, presidente de la Liga Antidifamación, el grupo judío defensor de los derechos humanos con sede en Nueva York, expresó sus preocupaciones sobre los comentarios de Chávez y sus vínculos con el mandatario iraní Mahmoud Ahmadinejad, quien ha hecho llamados para que el Estado judío sea destruido y que asegura que el Holocausto nunca ocurrió.

"Nuestra preocupación no es solamente esa escandalosa comparación entre Israel con los Nazis, (preocupa) que él (Chávez) satanice a Israel y legitime el antisemitismo que puede ser usado por otros para justificar la violencia contra los judíos", destacó el activista judío en una entrevista telefónica.

Chávez "cruzo la línea", acotó. "Completamente es una visión parcializada", agregó.

La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) también rechazó la postura del gobernante venezolano expresando "consternación" por la "parcialización" del gobierno venezolano.

David Bachenheimer, el secretario general de la CAIV, exhortó al gobierno a retractarse por este asunto "lamentable". Algunos adversarios políticos judíos también tildaron de imprudente la postura de Chávez.

Venezolanos descendientes de libaneses y palestinos han organizado varias manifestaciones para protestar contra los ataques y la violencia que se intensifica en Medio Oriente. En una de ellas, un grupo quemó una bandera israelí.

En su casa en la Isla de Margarita, el primo de Bzaih, Alí Bzaih, con sus ojos hinchados por el llanto contó cómo perdió a su hermano y 11 otros parientes en julio cuando un misil destrozó la casa de su abuela.

Alí, que se encontraba en Venezuela ese día, recordó que estaba hablando con su hermano menor Naim, de 20 años, cuando se cayó la conexión del teléfono móvil justo en el momento que éste llegaba a la casa de su abuela. Hassan Bzaih, que conversó con dos supervivientes, dijo que Naim murió momentos después con todos los demás en la casa.

"Por eso Israel siempre va a ser enemigo de nosotros", enfatizó.