22 de noviembre de 2019

Libia.- La OIM alerta de un repunte en la salida de pateras desde Libia

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se ha mostrado "alarmada" por el repunte de la salida de embarcaciones con migrantes y refugiados desde Libia, con al menos nueve pateras detectadas en un plazo de 48 horas, y ha instado a la Unión Europea a revisar sus actuales políticas.

Según la OIM, más de 600 migrantes han sido rescatados en dos días en la ruta que conecta con Italia y Malta, en la zona central del Mediterráneo. A este grupo se sumaría una décima embarcación que arribó el jueves por sus propios medios a la isla italiana de Lampedusa.

Este repunte coincide con un recrudecimiento de los enfrentamientos en Trípoli y en varias zonas aledañas, con algunos de los choques más fuertes desde que las fuerzas leales a Jalifa Haftar, aliado del Gobierno instalado en el este de Libia, lanzaron en abril su ofensiva sobre la capital.

El jefe de la misión de la OIM en Libia, Federico Soda, ha afirmado que la organización está "profundamente preocupada por la seguridad de los migrantes", en la medida en que un deterioro de la situación los hace aún más "vulnerables". "Libia no es un puerto seguro, se necesita un mecanismo de desembarco predecile y seguro para los migrantes que huyen de la violencia y los abusos", ha subrayado.

La OIM ha pedido por tanto un cambio "urgente" en las políticas tanto de la Unión Europea de la Unión Africana, para que ambos bloques asuman la actual situación en Libia. En este sentido, ha reclamado "acciones inmediatas" para anular el actual sistema de arresto de migrantes y buscar "soluciones alternativas".

A los migrantes y refugiados rescatados en los últimos días por barcos de ONG se suman también al menos 289 interceptados por la Guardia Costera Libia --entre ellos 14 niños-- y que han sido devueltos a un centro de detención en el país norteafricano. Además, según la OIM, los guardacostas tunecinas también interceptaron el lunes por la mañana a 43 personas más.

Desde que comenzó el año, más de 8.600 migrantes han sido devueltos a Libia, mientras que unos 1.100 han perdido la vida intentando alcanzar las costas del sur de Europa. El mayor número de víctimas, en concreto 695, corresponde al Mediterráneo central, según el último balance de la organización internacional.