5 de marzo de 2020

Libia.- La UE espera lanzar en abril una nueva misión naval en el Mediterráneo que sustituya a 'Sophia'

BRUSELAS, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea espera que para el mes de abril esté operativa una nueva misión naval en el Mediterráneo oriental que sustituya a la anterior 'Operación Sophia' y esté centrada en el embargo de armas en Libia.

Así lo ha expresado el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, en una rueda de prensa desde Zagreb, donde este jueves y viernes reúne a los ministros de Exteriores de los Veintisiete, en la que ha señalado que los trabajos técnicos están definiendo los detalles operativos de la nueva operación militar.

El responsable de la diplomacia comunitaria ha expresado su deseo de que en el mes de marzo los ministros puedan cerrar los detalles para "concluir y aprobar" la misión y espera que la UE "la pueda lanzar en abril".

"Quedan cosas pendientes y no quiero vender la victoria antes de lograrla. Tenemos que asegurar que podemos gestionar las ultimas dificultades", ha añadido.

El pasado 17 de febrero la nueva operación en el Mediterráneo fue acordada por los países de la UE, después de llegar a un pacto para priorizar la tarea del embargo de armas en Libia, dejando como aspecto secundario el rescate de migrantes en el mar y comprometiéndose a retirar los buques si se produce un 'efecto llamada', lo que preocupa a Austria, Hungría e Italia.

No obstante ahora queda por definir el mando de la misión, además de la participación de los países y cuestiones operativas como el procedimiento para dirigirse a barcos de traficantes de armas.

"Sophia fue una buena iniciativa, todo tiene un final y ahora se sustituirá por otra centrada en el embargo de armas, pero si se encuentra gente en medio del mar tienes que gestionarlo", ha asegurado Borrell sobre el punto que más ha distanciado a las capitales europeas.

REIVINDICA LA EUROPA MULTILINGÜE

Durante la rueda de prensa, una periodista ha preguntado al ministro croata por qué decidía intervenir en su lengua materna ante periodistas internacionales, momento que ha aprovechado Borrell para hacer un alegato de la Europa "multilingüe". Cabe mencionar que la rueda de prensa contaba con servicio de traducción instantáneo.

"¡Qué raro un ministro croata hablando en croata!", ha ironizado el jefe de la diplomacia, para añadir que cada uno debe usar más su idioma porque el "inglés malo" se está convirtiendo en la lengua oficial de Bruselas.