18 de junio de 2009

Líderes UE apoyan cambio hacia consolidación presupuestaria

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS (Reuters/EP) - Los líderes de la Unión Europea respaldarán un cambio hacia la consolidación fiscal cuando se produzca la recuperación, en lugar de continuar estimulando a la economía con dinero público, reveló un borrador de las conclusiones de una cumbre del bloque.

El compromiso adoptado el jueves para frenar el aumento de las deudas es importante para mantener la confianza en las políticas fiscales de la zona euro y limitar el alza en los costos de los préstamos que enfrentan los Gobiernos en momentos en que tratan de aumentar el gasto para salir de la recesión.

"El Consejo Europeo reafirma su compromiso sobre unas finanzas públicas sólidas y con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento", decía el documento, en alusión a las leyes de presupuesto de la UE que limitan los déficits al 3 por ciento del PIB y la deuda al 60 por ciento del mismo.

Producto de los gastos extra para amortiguar las consecuencias de la peor recesión desde la Segunda Guerra, el déficit presupuestario general en la zona euro subiría a un 5,3 por ciento este año y a un 6,3 por ciento en el 2010 desde el 1,9 por ciento en el 2008, indicó la Comisión.

En toda la Unión Europea, se preve un alza en el déficit a 6,0 por ciento este año y a 7,3 por ciento en el 2010 a menos que las políticas cambien, desde un 2,3 por ciento en el 2008.

"Más estímulos presupuestarios no se justifican y la atención debe pasar hacia la consolidación, manteniendo el ritmo de la recuperación económica", dice el borrador de las conclusiones.

"Hay una necesidad clara para una estrategia de salida confiable y creíble, entre otras cosas mediante la mejora del marco fiscal a mediano plazo", dice el documento preliminar.

Este mensaje fue reflejado por los comentarios del primer ministro finlandés. "La crisis económica no ha acabado, pero necesitamos prepararnos para el período pos crisis", dijo Matti Vanhanen.

"El resultado de la crisis es que debemos ser capaces de reducir nuestro ratio de deuda pública. Lo que podemos hacer después es explorar nuevas vías para coordinar las políticas económicas, cuando la próxima tendencia al alza comience. Una buena forma es incrementar la cooperación en el campo impositivo", indicó Vanhanen.

La Comisión Europea estima que el apoyo presupuestario total para la economía en el 2009 y el 2010 sea de un 5 por ciento del Producto Interno Bruto.

De ese 5 por ciento, 1,8 puntos porcentuales corresponden a las medidas de estímulo, mientras que el resto obedece a los denominados estabilizadores automáticos, especialmente en gastos de protección social, que aumentan automáticamente cuando el crecimiento económico se desacelera.