26 de julio de 2009

Llevan a hospital a Sarkozy tras malestar ejercicio

Por Antony Paone

PARIS (Reuters/EP) - El presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue trasladado a un hospital el domingo tras sufrir un malestar mientras trotaba y se quedará allí por la noche para realizar pruebas cardiológicas, informaron funcionarios.

El funcionario, de 54 años, no perdió la conciencia pero tuvo que recostarse antes de ser trasladado en helicóptero al hospital militar Val-de-Grace en París.

Las pruebas neurológicas tras el episodio fueron normales, dijo su despacho, que agregó que se llevarían a cabo exámenes cardiológicos de "rutina".

"Cuando estaba trotando en el parque del Castillo de Versailles, el presidente sintió un malestar", dijo su despacho en una declaración.

"Este episodio, que ocurrió después de 45 minutos de intenso ejercicio físico, no se acompañó por pérdida de conciencia".

Su médico estaba cerca y lo atendió de inmediato.

Sarkozy ha cancelado un evento que iba a desarrollarse el lunes y se tomará una decisión sobre su agenda del martes. Se esperaba que presida la última reunión del Gabinete el miércoles por la mañana antes de un receso de verano.

La televisión francesa y estaciones radiales citaron una fuente cercana a Sarkozy diciendo que había sufrido un "problema del (nervio) vago", que puede estar vinculado a una caída de la presión arterial, menor ritmo cardíaco y flojedad.

Esto no fue mencionado en el comunicado.

Su esposa, la cantante Carla Bruni-Sarkozy, estaba a su lado en el hospital. El primer ministro Francois Fillon regresó a París de su circunscripción al oeste de la capital francesa.

Las cercanías del hospital tenían una fuerte presencia policial y estaba cerrado al tráfico.

SECRETOS

Los problemas de salud de los presidentes franceses han sido tradicionalmente mantenidos casi en secreto, pero Sarkozy prometió brindar actualizaciones regulares de estado cuando asumió su cargo.

Su despacho publicó los resultados de un chequeo de rutina a inicios de julio, el cual indicaba que el presidente francés se había sometido a exámenes de sangre y cardiovasculares con resultados normales.

Sarkozy, que asumió en mayo del 2007, fue hospitalizado brevemente en octubre de ese año para un tratamiento por angina.

El mandatario francés es un entusiasta trotador y ciclista.