López Obrador defiende la creación de una Guardia Nacional un día después de su toma de posesión

López Obrador defiende la creación de una Guardia Nacional un día después de su toma de posesión
2 de diciembre de 2018 REUTERS / DANIEL BECERRIL

   CIUDAD DE MÉXICO, 2 Dic. (Reuters/Notimérica) -

   El recién estrenado presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se ha enfocado este domingo, un día después de su toma de posesión, en la desenfrenada violencia que azota al país y ha defendido un proyecto para crear una Guardia Nacional que ha sido criticado por organismos de Derechos Humanos y partidos de oposición.

   En un discurso ante las Fuerzas Armadas, el mandatario ha argumentado que el proyecto de la Guardia Nacional presentado recientemente por su partido en el Congreso le daría al Estado más efectivos para enfrentar a las bandas de narcotraficantes y del crimen organizado.

   El nuevo cuerpo estaría conformado en una primera etapa por unos 60.000 miembros de la Policía Militar, Policía Naval y Policía Federal, tal y como ha explicado López Obrador. Más adelante serían convocados miembros del Ejército y la Marina para adherirse.

   Tras 12 años de una guerra contra los poderosos cárteles del narcotráfico, México registra unos 160.000 muertos y decenas de miles de desaparecidos. En 2017 la cifra de homicidios en el país alcanzó una cifra récord.

   "Tenemos que ajustarnos a los nuevos tiempos, la renovación es indispensable", ha afirmado durante su discurso en un campo militar en Ciudad de México.

   "Ahora el pueblo de México necesita de sus Fuerzas Armadas para atender este problema grave de la inseguridad y la violencia, hemos optado por este plan porque le tenemos confianza a las Fuerzas Armadas", ha agregado.

   No obstante, el plan, que sería sometido en marzo a una consulta popular organizada por el Gobierno, ha despertado críticas porque en su campaña electoral López Obrador aseguró que sacaría a los militares de las calles.

   Organismos temen además que con la Guardia Nacional se cometan violaciones a los Derechos Humanos atribuibles a una militarización.

   "Llamamos al nuevo Gobierno a apostar por un modelo de seguridad civil, que genere condiciones para un retiro gradual de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública", ha explicado recientemente la Red TDT de Derechos Humanos.

Contador