López Obrador y Trump buscan un "acuerdo integral" en materia de comercio e inmigración

López Obrador y Trump buscan un "acuerdo integral" en materia de comercio e inmigración
3 de julio de 2018 REUTERS / LEAH MILLIS - ARCHIVO

Un asesor del nuevo presidente electo afirma que su contundente victoria impulsará las conversaciones sobre el TLCAN

MADRID, 3 Jul. (OTR/PRESS) -

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, también conocido como AMLO, y el dirigente estadounidense, Donald Trump, han hablado por teléfono este lunes para abordar dos de los asuntos que más han distanciado a las dos naciones desde que el magnate llegara a la Casa Blanca en enero de 2017: la cuestión migratoria y las relaciones comerciales.

Mientras el magnate ha pronosticado que tendrá "muy buena relación" con AMLO, el mexicano ya ha manifestado estar dispuesto "a reducir la migración y mejorar la seguridad"; eso sí, a cambio de "proyectos de desarrollo que generen empleos en México".

"Vamos a tender nuestra mano franca para buscar una relación de amistad y cooperación con Estados Unidos", ha aseverado el líder izquierdista en una entrevista con la cadena Televisa este lunes.

Ambos dirigentes han mostrado una actitud abierta hacia el diálogo tras las tensiones que han enfrentado durante más de un año al estadounidense con el presidente saliente de México, Enrique Peña Nieto, por el empeño del primero de construir el polémico muro en la frontera y que éste sea costeado por los mexicanos.

López Obrador, que ha cosechado este domingo una aplastante victoria en las elecciones presidenciales y legislativas, tendrá un gobierno con un enorme respaldo popular pero deberá lidiar con sus propias promesas, mantenerse fiel a sí mismo y ser capaz de entenderse con alguien tan diferente a él como el millonario neoyorquino.

Ya ha asegurado que cumplirá con uno de sus compromisos y celebrará un referéndum revocatorio a mediados de su mandato de seis años.

"Es un compromiso que voy a cumplir: me voy a someter a una revocación del mandato cada tres años para que los ciudadanos decidan si quieren que continúe el presidente", ha señalado López Obrador en una entrevista para la cadena TV Azteca.

"Así como me están eligiendo, me pueden quitar. Estoy seguro de que voy a ganar esa consulta porque van a haber resultados", ha aseverado.

Más de 24 millones de mexicanos le han dado su apoyo para, como él ha dicho, "construir un nuevo país" desde sus postulados de izquierdas.

Pero antes deberá lidiar con algunas dependencias crónicas que tiene el país azteca, como la que le subyuga con su vecino del norte, Estados Unidos. Y es que, más del 80 por ciento de las exportaciones mexicanas son a su vecino del norte.

De un acuerdo comercial con Washington dependen millones de puestos de trabajo en un país que cuenta con más de 40 millones de pobres. Un tercio del Producto Interior Bruto del país depende del Acuerdo de Libre Comercio con Canadá y EEUU, que ahora se está renegociando.

Para conseguir reconducir las relaciones, AMLO ha mantenido una conversación de una media hora con Trump sobre dos asuntos fundamentales para ambos: la seguridad fronteriza y las disputas comerciales que últimamente ha distanciado a ambas naciones.

"Recibí llamada de Donald Trump y conversamos durante media hora. Le propuse explorar un acuerdo integral; de proyectos de desarrollo que generen empleos en México, y con ello, reducir la migración y mejorar la seguridad. Hubo trato respetuoso y dialogarán nuestros representantes", escribió.

Por su parte, el estadounidense también dio a conocer detalles de la conversación y aseguró que uno de los temas fue un posible acuerdo comercial bilateral.

"Tuvimos una gran conversación, como de una media hora de duración, hablamos sobre seguridad fronteriza, hablamos sobre comercio, hablamos sobre el TLCAN y sobre un acuerdo por separado, sólo entre México y Estados Unidos", dijo Trump en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca.

Jesús Seade, asesor de López Obrador, ha asegurado después que su victoria impulsará las conversaciones sobre la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN/NAFTA).

En este sentido, Seade, que se encuentra al frente de las negociaciones sobre el acuerdo comercial, ha indicado que las conversaciones se han visto obstaculizadas por la incertidumbre sobre el resultado de las elecciones mexicanas pero que, ahora que han terminado, las partes podrían llegar a un acuerdo de cara a finales de año.

El economista ha aseverado que las conversaciones con Canadá y Estados Unidos se acelerarán a partir de ahora. "Apoyamos lo que México ha estado proponiendo", ha manifestado Seade, que ha expresado que "está feliz de explorar, de manera proactiva, formas de dinamizar la negociación".

Seade ha indicado que está deseando trabajar con el ministro de Economía, Ildefonso Guajardo. El equipo mexicano se reunirá en las próximas semanas para determinar su plan de acción, según ha señalado Seade.

Alrededor del 80 por ciento de las exportaciones mexicanas tienen como destino Estados Unidos. El estadounidense, Donald Trump, ha amenazado repetidamente con retirarse del TLCAN porque, según él, supone un mal acuerdo para Estados Unidos.

Asimismo, Seade ha aseverado que apoya la postura adoptada por México a lo largo de las negociaciones aunque tiene otras ideas sobre cómo mejorar el trato con Trump sin perjudicar al país.

"Mi postura es que cuando me siento a negociar con alguien, sus puntos de vista y necesidades son tan importantes como los míos", ha afirmado.

Este martes, López Obrador se reunirá con Peña Nieto en Los Pinos para comenzar a trabajar en el proceso de transición con el fin de que sea "ordenado y eficiente".

"Me comuniqué con el ganador de la elección presidencial para expresarle mi felicitación y asegurarle que él y su equipo de trabajo contarán con el apoyo del Gobierno de la República para hacer una transición ordenada y eficiente", dijo el lunes Peña Nieto en un mensaje dirigido a la nación.

López Obrador, por su parte, anunció desde el Zócalo de Ciudad de México que ha solicitado una reunión a las 11.00 (hora local) del martes en el Palacio Nacional con Peña Nieto para garantizar que la transición de poder se produzca "sin sobresaltos", según informa Televisa.

Peña Nieto se mostró convencido de que "todos los mexicanos le desean una gestión exitosa en beneficio del país". En este sentido, hizo un llamamiento a los ciudadanos "para que por encima de sus legítimas diferencias se unan en torno a los valores compartidos". "Unidos todo es posible", aseguró.

También quiso expresar su reconocimiento "a todos los candidatos que participaron en el proceso electoral" porque "su esfuerzo es testimonio de una clara voluntad de contribuir al desarrollo de México y confirma la vitalidad de la democracia" mexicana.

El líder conservador destacó que la jornada electoral --"la más grande de nuestra historia por el número de electores y por el número de cargos en contienda"-- "se realizó con normalidad, equidad y una amplia participación ciudadana".

AMLO será el primer presidente de izquierdas en México desde hace décadas y además de cosechar una amplia ventaja en la carrera hacia la Presidencia, se ha hecho con la mayoría legislativa en el Congreso y el Senado.