21 de junio de 2012

Lugo crea una comisión para investigar los disturbios de Curuguaty

Lugo crea una comisión para investigar los disturbios de Curuguaty
EUROPA PRESS/PRESIDENCIA DE PARAGUAY

ASUNCIÓN, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ha anunciado este miércoles la creación de una comisión para investigar lo ocurrido el pasado viernes en la localidad de Curuguaty, ubicada en el departamento de Canindeyú (sureste),  donde 17 personas murieron por los enfrentamientos entre campesinos y policías.

   En una rueda de prensa, Lugo ha explicado que la comisión estará formada por representantes de la sociedad civil y que estará supervisada por la Organización de Estados Americanos (OEA) "para dar un marco de garantías".

   El objetivo, ha apuntado, es investigar lo ocurrido "para tener una mirada objetiva". "Que la ciudadana tenga la seguridad de que se ha llegado a analizar concienzudamente las causas y los responsables sin turbulencias políticas ni económicas", ha aseverado.

   "No queremos que haya una versión oficial. La Presidencia está decidida a buscar la verdad, porque los conflictos de la tenencia de la tierra no son recientes, sino que tienen décadas y décadas", ha añadido, según informa el diario paraguayo 'El País.

   El ex obispo ha reconocido que "hay varias hipótesis de los sucedido", incluida una que apunta a que fue un montaje y otra a que intervinieron elementos del crimen organizado. Si bien, lo que parece claro es que "hubo mal comportamiento por ambas partes".

   Lugo se ha referido también a la intención del Partido Colorado, líder de la oposición, de que comparezca en el Congreso, dominado por dicha formación, para explicar lo ocurrido, lo que podría dar lugar a un juicio político.

   "En este luctuoso acontecimiento perdimos todos. No es el momento de buscar ni de pedir réditos políticos por parte de nadie --ni personas ni organizaciones--, porque sería solamente oportunismo político", ha considerado.

   Sin embargo, Horacio Cartes, uno de los precandidatos presidenciales del Partido Colorado, ha señalado que "hay motivos de sobra para hablar de mal desempeño (del Gobierno)". "No nos vamos a callar, no vamos a ser cómplices", ha advertido, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Reuters.

   El último juicio político a un presidente paraguayo tuvo lugar en 1999, cuando Raúl Cubas fue acusado de mal desempeño de sus funciones tras el asesinato del vicepresidente Luis Argaña y la muerte de siete jóvenes manifestantes. Cubas renunció antes de que concluyera el proceso judicial.

LOS DISTURBIOS

   El pasado viernes, 17 personas murieron --once campesinos y seis policías-- en los enfrentamientos que se produjeron en el marco del desalojo de la finca Morumbí, propiedad del ex senador del opositor Partido Colorado Blas Riquelme, que fue ocupada hace tres semanas por un centenar de campesinos para protestar por la escasez de tierras agrícolas.

   El suceso ha generado una gran polémica en el país suramericano, hasta el punto de que ha provocado la dimisión del ministro del Interior, Carlos Filizzola, y del comandante de la Policía, Paulino Rojas, que ha sido aceptada por Lugo.

   Desde años, los campesinos del sureste de Paraguay exigen al Gobierno una distribución equitativa de las tierras de labranza, denunciando que la mayoría de las fincas productivas están en manos de los conocidos popularmente como 'brasiguayos', terratenientes brasileños que han conseguido la nacionalidad paraguaya.