26 de abril de 2010

Lugo moviliza a un millar de policías y militares

Lugo moviliza a un millar de policías y militares
REUTERS

ASUNCIÓN, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Fernando Lugo ordenó este lunes la movilización de un millar de efectivos militares y policiales en cinco departamentos del norte de Paraguay para combatir al grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en el marco del estado de excepción declarado la semana pasada en esa zona limítrofe con Brasil y Bolivia.

Lugo dijo en rueda de prensa que los uniformados podrán utilizar armas de guerra para capturar a los miembros del EPP, a quienes se les atribuye una serie de secuestros y asesinatos ocurridos en los últimos años en la región norte de Paraguay.

El objetivo principal del estado de excepción "es instalar un clima de seguridad y normalidad" así como "promover el resguardo de la vida, de la libertad y de los derechos de las personas en los departamentos de Amambay, Concepción, San Pedro, Alto Paraguay y Presidente Hayes", explicó el mandatario.

El operativo con el comando conjunto será coordinado por el general Ramón Bartolomé Pineda, quien tendrá a su cargo a la Policía Nacional, a las Fuerzas Armadas, la Fuerza Aérea, la Marina y la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

Todos estos organismos "estarán ofreciendo, mientras dure el proceso, unos partes diarios sobre la marcha de las operaciones, para garantizar la informaciones objetivas", explicó Lugo desde el Palacio de Gobierno.

En lo que se refiere al objetivo operativo de esta medida, Lugo explicó que la prioridad es "permitir la participación de las fuerzas militares en tareas armadas, lo cual no sería posible sin el estado de excepción".

"No sólo buscarán y desmantelarán a la gente del EPP, sino también otras organizaciones ilícitas en aquellas zonas, como las del narcotráfico, rollotráfico, etcétera", acotó.

Ante la polémica que ha suscitado esta medida, Lugo garantizó que "ningún derecho constitucional" será suspendido por el estado de excepción y aseguró que "la vida de las personas debe transcurrir en forma normal en dichas regiones".

En este sentido, anunció que se encuentran coordinando con los gobiernos regionales "para que instalen oficinas de Derechos Humanos para que las organizaciones locales e internacionales hagan un seguimiento puntual de lo que se está realizando".