18 de marzo de 2015

Luis Almagro, nuevo secretario general de la OEA

Luis Almagro, nuevo secretario general de la OEA
SHANNON STAPLETON / REUTERS

WASHINGTON, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El ex ministro de Exteriores de Uruguay Luis Almagro ha sido elegido secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) en una votación que se ha ventilado sin problemas porque el canciller era el único aspirante a suceder al chileno José Miguel Insulza.

   "Asamblea General Extraordinaria de la OEA elige a Luis Almagro como secretario general", ha anunciado el bloque hemisférico en su cuenta oficial de la red social Twitter, apenas 10 minutos después de que comenzara la votación.

   Almagro ha recabado el apoyo de 33 de los 34 países presentes. Su victoria estaba garantizada, después de que el ex vicepresidente guatemalteco Eduardo Stein y el jurista peruano Diego García Sayán se retiraran de la carrera por el liderazgo regional.

   "Agradezco a países de la OEA que me han brindado su apoyo en esta elección", ha dicho en sus primeras palabras como jefe del bloque hemisférico, asegurando que trabajará intensamente "para honrar su confianza".

   El que fuera jefe de la diplomacia uruguaya con el Gobierno de José Mujica ha apuntado a una transformación integral de la OEA. "No me interesa ser el administrador de la crisis de la OEA, sino el facilitador de su renovación", ha aclarado.

   Así, el ex canciller uruguayo ha prometido "dialogo político en áreas claves para la democracia, la seguridad, el desarrollo y los Derechos Humanos en las Américas" para "garantizar más prosperidad para todos".

   "El éxito de mi labor solo será tangible si al final de mi mandato podemos decir con certeza que la OEA colaboró para que más americanos vivan en paz, con más democracia, con más seguridad, con más Derechos Humanos", ha sostenido.

   El próximo 25 de mayo, Almagro relevará oficialmente a Insulza, cuyo controvertido papel como secretario general de la OEA ha llevado a países del ala bolivariana, como Venezuela y Ecuador a abandonar el Sistema de Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).