27 de noviembre de 2015

Macri elige a un economista con vínculos sindicales como ministro de Trabajo

BUENOS AIRES, 27 Nov. (Reuters/EP) -  

   El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, nombró el jueves como ministro de Trabajo a un economista con vínculos con el mundo sindical y empresarial, los que necesitará el nuevo Gobierno para lidiar con un fuerte peronismo en la oposición.

   Jorge Triaca, de 41 años, milita en el partido PRO de Macri desde hace años, pero es hijo de un popular líder sindical que formó parte de un Gobierno peronista en la década de 1990.

   Sus vínculos con empresarios y sindicatos pueden volverlo un engranaje vital en las duras negociaciones salariales que se avecinan, en medio de una inflación superior al 20 por ciento anual que, al corroer el salario de los trabajadores, dispara los reclamos gremiales.

   Mediante un comunicado de prensa, la alianza Cambiemos --encabezada por el PRO-- ha informado también que el economista ortodoxo Carlos Melconian presidirá el Banco Nación, la entidad financiera pública más grande del país.

   Macri ya dio a conocer el pasado miércoles a los principales ministros de su Gobierno. Marcos Peña, que asumirá la Jefatura del Gabinete, anunció en una rueda de prensa que Alfonso Prat-Gay será ministro de Hacienda y Finanzas, Rogelio Frigerio de Interior, Julio Martínez de Defensa y Susana Malcorra de Exteriores.

   Además, confirmó a Patricia Bullrich en Seguridad, Francisco Cabrera en Desarrollo, Carolina Stanley en Desarrollo Social, Esteban Bullrich en Educación, Jorge Lemis en Sanidad, Guillermo Dietrich en Transporte, Ricardo Buryaile en Agricultura y Lino Brañao en Ciencia y Tecnología.

   Peña anunció también a Óscar Aguad como ministro de Comunicaciones y a Hernán Lombardi de Medios Públicos, de acuerdo con el diario argentino 'La Nación'.

   Macri, representante de la alianza derechista Cambiemos, se impuso al 'kirchnerista' Daniel Scioli en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del pasado domingo con un 51 por ciento de los votos, garantizando así el inicio de una nueva era política en Argentina.