8 de noviembre de 2015

Macri encabeza las encuestas a las presidenciales argentinas con ocho puntos sobre Scioli

BUENOS AIRES, 8 Nov. (Reuters/EP) -

El líder de la oposición argentina, Mauricio Macri, ha obtenido una ventaja de ocho puntos sobre el candidato del partido en el Gobierno, Daniel Scioli, según los datos publicados en la última encuesta de este domingo, a dos semanas de las elecciones presidenciales del 22 de noviembre.

Los datos obtenidos por la firma 'Management and Fit', que entrevistó a 2.400 personas y que cuenta con un 2% de margen de error, muestran que Macri se alzaría con la victoria con el 51,8% de los votos -- incluido el porcentaje de votantes indecisos -- mientras que su rival, Scioli, aseguraría el 43,6%.

Aún así, uno de cada diez de los 32 millones de votantes argentinos todavía se muestran indecisos sobre a quien darán su apoyo. Esto deja la carrera por la Presidencia abierta, pues la ventaja de Macri sobre su rival descendería hasta el 46,3 por cierto si se excluyera el apoyo de los votantes indecisos.

De esta manera, la cabeza de la alianza Cambiemos, logra mantener la inercia tras los sorprendentes resultados obtenidos en la primera vuelta, y que han obligado al partido en el poder, Frente por la Victoria, a buscar de nuevo la iniciativa.

El resultado de las elecciones influirá en la manera en la que el país sudamericano hará frente a los problemas económicos, entre los que se incluyen una alta inflación, una moneda sobrevaluada, la falta de dólares en las reservas de su banco central y una pronunciada falla en la deuda soberana.

Macri ha prometido que comenzará a desmantelar los mecanismos proteccionistas de control sobre la divisa y el comercio desde su primer día de gobierno si se alza con la victoria.

Scioli por su parte ha señalado que perseguirá una serie de reformas más graduales para atraer la inversión además de señalar que las política expansivas de su rival afectarán negativamente a los más pobres.

La presidenta saliente, Cristina Fernández, ha ostentado un mandato de ocho años durante el cual se han producido profundas divisiones en el país. Así, los pobres y las clases trabajadoras le han mostrado su apoyo por sus políticas sociales mientras que la oposición la ha acusado de ahogar a la economía con sus medidas.