19 de abril de 2015

La madre de un joven reclutado por el EI lucha contra la radicalización

La madre de un joven reclutado por el EI lucha contra la radicalización
STRINGER IRAQ / REUTERS

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Christianne Boudreau asistió a la radicalización de su hijo de 17 años, Damien, que pasó de convertirse al Islam a fugarse de su casa en Canadá para luchar junto al Estado Islámico en Siria, una situación que le ha llevado años después a intentar ayudar a otras familias que pasan por situaciones similares.

   Boudreau ha relatado en una entrevista a NBC News como durante un primer momento cuando su hijo, criado en la fe católica, decidió convertirse al Islam, lo asumió con una mentalidad abierta, pensando que se trataba de una fase más de la adolescencia.

   Sin embargo, Damien fue cambiando durante los meses siguientes, pasando de dejarse barba a dejar de cenar con la familia cuando había vino en la mesa. El joven comenzó a volverse más introvertido y recibía llamadas de teléfono sospechosas. Finalmente, dejó de pasar tiempo con su familia.

   Bodreau ha asegurado que sospecha que su hijo fue introducido en el radicalismo del Estado Islámico por alguien de su ciudad natal, Calgary, y que posteriormente la situación empeoró por la numerosa propaganda que cuenta la milicia en Internet.

AYUDAR A LOS DEMÁS

   La madre de Damien ha relatado como su hijo era una persona curiosa y brillante, que buscaba un sentido a su vida y quería ayudar a los demás. Estos deseos junto a su vulnerabilidad, asegura Bodreau, convirtieron a su hijo en una presa para los reclutadores del ISIS.

   "Creo que le metieron en la cabeza la creencia de que estaba salvando a mujeres y niños, él era un apasionado de las mujeres y los niños y creía que eran objetivos fáciles", ha asegurado Bodreau. Damien ingresó en un campo de entrenamiento de Estambul en 2012, desde donde cruzó hacia Siria.

   "Era cariñoso y protector con su familia. Quería a su hermano pequeño con todo su corazón. No puedo imaginarle hiriendo a una mosca, mucho menos empuñando un arma", asegura Bodreau, que no ha vuelto a ver a su hijo.

PROGRAMA 'HAYAT'

   La historia de Damien ha cobrado notoriedad a raíz de la fuga multitudinaria de jóvenes occidentales, en su mayoría británicos, canadienses y estadounidenses, para unirse al Estado Islámico, una situación que preocupa a las autoridades.

   Bodreau ha decidido participar en el programa 'Hayat', que tiene como objetivo asesorar a las familias con este tipo de problemas, para evitar que continúen su camino hacia la radicalización islamista. "No puedo dejar que Damien muera en vano", ha afirmado.