15 de julio de 2016

Maduro acusa a la "derecha latinoamericana" de querer "secuestrar" Mercosur

Maduro acusa a la "derecha latinoamericana" de querer "secuestrar" Mercosur
REUTERS

   CARACAS, 15 Jul. (EP/Notimérica) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha denunciado este jueves el intento por parte de la "derecha y la oligarquía latinoamericanas" de "secuestrar" al Mercado Común del Sur (Mercosur) y de expulsar a Caracas del organismo.

   En declaraciones recogidas por Venezolana de Televisión, Maduro ha asegurado, no obstante, de que "no han podido ni podrán" y ha recordado que "los pueblos del Mercosur defenderán los derechos de la República Bolivariana".

   El mandatario venezolano ha pronunciado estas afirmaciones tras agradecer al diputado federal brasileño Paulo Pimenta, que poco antes había denunciado que el expresidente Fernando Henrique Cardoso y el ministro de Relaciones Exteriores, José Serra, pidieran al presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, que no entregara la presidencia 'pro témpore' del organismo a Venezuela.

   "Quieren dar un golpe, no sólo a Brasil, sino también en el Mercosur a Venezuela", ha denunciado el brasileño desde Caracas, a donde ha viajado para asistir a la ceremonia del bicentenario de la muerte de Francisco de Miranda.

   El traspaso de la presidencia del bloque, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, ha sido motivo de tensiones diplomáticas en las últimas semanas en la región.

   Paraguay ha criticado duramente que se entregue la presidencia a Venezuela --país al que le corresponde presidir el órgano los próximos seis meses--, y tanto el presidente, Horacio Cartes, como el titular de la cartera de Exteriores, Eladio Loizaga, han expresado su descontento públicamente.

   "Cuando los Derechos Humanos y las libertades fundamentales no son respetadas como ocurre en este momento en Venezuela, no podemos permanecer en silencio", explicó a principios de mes, tras el traspaso de poder, el presidente paraguayo.

   El jefe de la diplomacia de Paraguay insistió su rechazo a la transferencia de la presidencia a Caracas, donde, explicó, "la situación se complica cada día". Loizaga, por su parte, aseguró que su opinión no dista de la de su homólogo brasileño, quien también se mostró sorprendido con esta decisión.