1 de agosto de 2015

Maduro advierte de que "habrá justicia" contra los asaltantes de un supermercado

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha rechazado el asalto a un supermercado en la localidad de San Félix, que se ha saldado con un muerto y 60 detenidos, y ha advertido de que habrá "justicia" contra los criminales "que pretendieron provocar saqueos y zozobra".

   "Hoy tuvimos un suceso en San Félix, tenemos 60 detenidos", ha afirmado Maduro en referencia a los disturbios en un supermercado Uniferia. El incidente ha tenido lugar después de que varios ciudadanos que esperaban en la cola exigiesen tener acceso a productos básicos.

   El disturbio ha acabado con un asalto al supermercado y el fallecimiento de un hombre, identificado como Gustavo Patiñis, que ha recibido un disparo en el pecho. Varios testigos han acusado a la Guardia Nacional de la muerte, mientras que las autoridades han negado cualquier responsabilidad con lo sucedido.

   "Rechazo lo que ha hecho este grupúsculo, va a haber justicia y así me comprometo para que paguen quienes asesinaron a este muchacho trabajador en San Félix", ha afirmado Maduro, según ha informado el Ministerio de Comunicación e Información.

   El mandatario ha anunciado que investigará lo sucedido y ha elogiado la labor de los servicios de Inteligencia, que junto a la "cooperación del pueblo" ha evitado que "la derecha llene el país de violencia".

   "Llueva, truene o relampagueé hay elecciones el 6 de diciembre. Con sabotaje o sin sabotaje. Con guerra económica, o sin guerra económica, este pueblo le va a dar a una lección a esta derecha maltrecha", ha subrayado Maduro.

QUIEN TIENE "NECESIDAD" NO VA "ARMADO"

   Por su parte, el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, ha asegurado que el saqueo del supermercado ha estado "completamente planificado e inducido", argumentando que quien irrumpe en una tienda "porque tiene una necesidad" no va a "entrar armado".

   "Estos estaban armados completamente y le dispararon a una persona que estaba atendiendo", ha apuntado el gobernador, que ha vinculado lo ocurrido con el "tiempo electoral" que encara Venezuela, en referencia a las próximas elecciones

   Sobre la situación de escasez, Rangel ha reconocido que Venezuela vive un momento "difícil" atribuible a la caída del petróleo. Sin embargo, ha defendido que tanto el Gobierno como el sector privado están realizando un "esfuerzo gigantesco" para que "nadie pase hambre", por lo que considera que "no hay excusas" para irrumpir por la fuerza en un supermercado.