10 de junio de 2019

Maduro asegura que el Grupo de Lima pretende "dividir América Latina" para entregarla como "botín" a EEUU

Maduro asegura que el Grupo de Lima pretende "dividir América Latina" para entregarla como "botín" a EEUU
REUTERS / IVAN ALVARADO

CARACAS, 10 Jun. (Notimérica) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el Grupo de Lima busca "dividir América Latina" para entregarla como "botín" al Gobierno de Estados Unidos.

"Hay un imperio y un Grupo de Lima que pretende dividir a América Latina para entregarla como botín a las elites gobernantes de Washington; frente al Grupo de Lima que pretende dividir aquí surge una fuerza para unir a los pueblos desde la profundidad de su vida social, económica, cultural y política", indicó Maduro en un acto en Caracas, según informó la agencia 'Sputnik'.

El Grupo de Lima rechazó la semana pasada el anuncio de Maduro de celebrar elecciones legislativas anticipadas y repudió lo que calificó de "sistemáticos ataques" a la Asamblea Nacional de Venezuela, parlamento unicameral de mayoría opositora.

Mientras, el pasado 3 de junio se produjo una reunión entre representantes del Grupo de Lima y del Grupo Internacional de Contacto (GIC), encabezado por la Unión Europea, donde se acordó coordinar diálogos con países que apoyan a Maduro para tratar de impulsar una "transición pacífica" hacia elecciones con todas las garantías que permitan superar la crisis política y económica que vive este país.

En el encuentro, los representantes de ambos grupos han respaldado "a la Asamblea Nacional democráticamente electa", cuyos poderes han dejado claro que deben restablecerse y respetarse "plenamente", y han exigido la liberación de "todos" los presos políticos.

El Grupo de Lima surgió en agosto de 2017 para hacer seguimiento de la situación de Venezuela y contribuir a una salida negociada de la "profunda crisis que padece" este país, según sostienen los gobiernos que lo integran.

CRISIS POLÍTICA

La crisis política en Venezuela se agravó el 10 de enero, cuando Nicolás Maduro decidió iniciar un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional porque se basa en los resultados de unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo de 2018, que consideran fraudulentas.

En respuesta, el líder opositor Juan Guaidó se declaró mandatario interino el 23 de enero con el triple objetivo de "cesar la usurpación", crear un "gobierno de transición" y celebrar "elecciones libres". Ha sido reconocido por Estados Unidos, la mayoría de los países latinoamericanos y muchos europeos, incluido España.

A raíz de la asonada militar del 30 de abril, la situación se ha complicado y Gobierno y oposición han accedido a mantener contactos exploratorios en Noruega con el propósito de reanudar un diálogo que se ha resistido estos años. De momento, no ha dado más resultado que el compromiso de las partes de seguir hablando.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Política