6 de julio de 2016

Maduro defiende al Ejército ante la oposición, que advierte del peligro de los militares

Maduro defiende al Ejército ante la oposición, que advierte del peligro de los militares
CARLOS JASSO / REUTERS

   CARACAS, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha defendido este martes a las Fuerzas Armadas nacionales en el marco de la jornada de celebración del 205º Día de la Independencia de Venezuela, después de que la oposición lo acusara de ir en primer lugar a la celebración militar en lugar de a la civil.

   El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, argumentando que "la historia de Venezuela es una historia civil", ha criticado al mandatario por no acudir a la celebración civil en la que se abre el cofre donde se encuentra el Acta de Independencia, en la sede de la Asamblea.

   "Antes de la guerra de la independencia (Venezuela) era civil y después también, e incluso el Libertador --en referencia a Simón Bolívar-- advirtió del peligro de los militares en el poder", ha criticado, según declaraciones recogidas por Globovisión.

   Por su parte, el mandatario se ha dirigido a "esa oligarquía rapaz" y, en particular, a Ramos Allup, al que le ha pedido que no se meta "con los soldados, con los sargentos".

   "Métete conmigo, que soy el comandante en jefe de esta Fuerza Armada", ha afirmado, según recoge Venezolana de Televisión, antes de tildarle de "capataz cobarde".

   "Una República independiente necesita un poder militar cada vez más grande, más poderoso", ha asegurado el presidente durante los actos. "Hoy tenemos una verdadera Fuerza Armada, llena de moral, de ideas, de amor", ha explicado.

   Asimismo, ha recordado que el Gobierno cuenta con un "plan especial" para hacer frente a lo que denomina como guerra no convencional, y para la que cuenta "con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y (...) con el pueblo".

   Este mismo lunes, Ramos Allup denunció que no había sido invitado al desfile cívico-militar que se ha celebrado este martes y que el presidente ha definido como un "extraordinario evento de poder militar".