11 de octubre de 2019

Malaui.- La ONU pide calma a Policía y manifestantes en Malaui para rebajar la tensión tras los polémicos comicios

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

La oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha manifestado su preocupación por el aumento de las protestas violentas en Malaui tras los polémicos resultados de las elecciones presidenciales del 21 de mayo.

Las protestas se han sucedido tras la victoria en las elecciones de mayo del presidente, Peter Mutharika, por un escaso margen. El opositor Lazarus Chakwera impugnó los resultados tras quedar segundo y pidió a la comisión electoral que investigara denuncias y presuntas irregularidades.

Chakwera y otro candidato opositor acudieron a los tribunales para solicitar la anulación de los resultados electorales, pero el asunto aún no ha sido resuelto. Los manifestantes han venido reclamando la dimisión de Jane Ansah, la presidenta de la comisión electoral, a la que acusan de orquestar la manipulación electoral.

"Nos preocupa mucho tanto el incremento de las protestas como la ausencia de un diálogo significativo que ponga fin a la acumulación de las tensiones en el país", ha declarado el portavoz de Bachelet, Rupert Colville, en una rueda de prensa desde Ginebra.

Colville ha constatado que las protestas han recibido una respuesta policial caracterizada por "su excesiva violencia, en algunas ocasiones, y por el uso preventivo de gases lacrimógenos antes del inicio de las manifestaciones", y ha tomado nota de las informaciones que apuntan al asesinato de un manifestante que recibió una paliza de las fuerzas de seguridad de Malaui mientras estaba bajo su custodia.

El portavoz también ha repudiado la actuación de "varios manifestantes que se están comportando cada vez con más violencia", después de que un agente de Policía muriera lapidado" el pasado martes durante una "manifestación espontánea". También ha reconocido las informaciones que hablan de "saqueos y ataques contra las instituciones del Estado".

Por todo ello, Colville ha recordado a las autoridades de Malaui su "obligación de respetar los derechos a la libertad de expresión y a la reunión pacífica", y a los manifestantes que "expresen sus ideas sin recurrir a la violencia".

Por último, el portavoz ha pedido que todas las acusaciones de abuso de fuerza vertidas contra las fuerzas de seguridad sean investigadas de manera "completa, integral e imparcial".