25 de noviembre de 2019

Malí.- La MINUSMA denuncia que los grupos de autodefensa les impiden acceder a la población en el centro de Malí

Malí.- La MINUSMA denuncia que los grupos de autodefensa les impiden acceder a la población en el centro de Malí
Malí.- La MINUSMA denuncia que los grupos de autodefensa les impiden acceder a l - MINUSMA/GEMA CORTÉS - ARCHIVO

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El comandante de la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA) en el centro del país, Saidu Maiga, ha denunciado este lunes que los grupos de autodefensa, principalmente cazadores tradicionales dozo, están impidiendo a los cascos azules llegar hasta la población necesitada de ayuda.

En declaraciones a la emisora Mikado FM, vinculada a la MINUSMA, Maiga ha señalado en concreto a los dozo, que han instalado "puestos de control en las carreteras", y a la milicia Dan Na Ambassogu, un grupo armado creado a priori para defender a la población frente a los grupos terroristas islamistas que operan en el país.

El comandante militar ha reconocido que la situación que vive el centro de Malí es "realmente lamentable", ante el aumento del número de ataques en las últimas semanas, si bien ha puesto en valor los "progresos" en materia de seguridad que según él ha hecho la MINUSMA.

En su opinión, la degradación de la situación obedece a que "se impide a la MINUSMA acceder a las zonas donde la población nos necesita". "Si no podemos acceder no podemos hacer nada", ha recalcado, insistiendo en que cuando los cascos azules han podido acceder a estas zonas "hemos podido llegar a tiempo e impedir que los abusos bien no comiencen o que no continúen".

Maiga ha defendido que la MINUSMA está haciendo muchas cosas, las seis patrullas de distancia media y larga que hacen a la semana cada batallón, así como las continuadas patrullas urbanas para "intentar tranquilizar a la población", si bien ha reconocido que "no es suficiente".

Tras criticar las acciones de los dozo y de Dan Na Ambassagou, a los que se ha acusado en varias ocasiones de perpetrar ataques de represalia contra comunidades de mayoría peul al identificarse a esta étnia como vinculada a los yihadistas, ha confiado en que las "conversaciones" en curso a distintos niveles con sus líderes les hagan comprender "porqué estamos ahí y no nos impidan llegar a la población para ayudarles".

Malí ha experimentado este año un recrudecimiento de la violencia, tanto yihadista de manos de grupos vinculados a Al Qaeda y a Estado Islámico, como de tipo intercomunitario, que han dejado cientos de muertos y provocado cientos de miles de desplazados internos.

Los continuados ataques --la semana pasada murieron 30 militares en un ataque reivindicado por Estado Islámico-- han generado un creciente malestar entre la población, que se muestra muy crítica no solo con el Gobierno de Ibrahim Boubakar Keita sino con las fuerzas francesas y con las de la ONU. De hecho, el pasado mes de octubre manifestantes asaltaron y saquearon la base de la MINUSMA en Sevaré, en la provincia de Mopti, en el centro del país.