11 de octubre de 2010

Malvinas.- Argentina traslada a la ONU su queja por la realización de maniobras militares en Malvinas

BUENOS AIRES, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Argentina entregará al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, la nota de protesta que envió a Reino Unido por la realización de unas maniobras militares en las islas Malvinas, que incluyeron lanzamientos de misiles, para que la distribuya entre sus miembros, según informó este lunes el embajador argentino en el organismo, Jorge Argüello.

"Le vamos a pedir al secretario general que distribuya entre los miembros de la organización una copia de la protesta, para dejar constancia de esta nueva violación de las resoluciones de Naciones Unidas", dijo Argüello en declaraciones a la agencia Télam.

Según explicó el diplomático, el objetivo de esta medida es que Londres dé cumplimiento a las resoluciones emitidas por la ONU sobre la instalación de una mesa de diálogo para dirimir las cuestiones referentes a la soberanía de las islas Malvinas, Georgia del Sur y Sandwich del Sur, que ambos países reivindican.

"Vamos a insistir en la tarea que ya le encomendó el pleno de la Asamblea General de la ONU, que es que lleve adelante esta gestión de buenos oficios orientada a la apertura de la negociación bilateral sobre la soberanía", agregó el diplomático.

El embajador argentino indicó que actualmente "hay varias resoluciones que se vienen arrastrando desde hace décadas, año tras año y que dicen que Reino Unidos no puede negarse a negociar diplomáticamente la soberanía de las islas".

"Además no puede otorgar unilateralmente permisos de pesca en las aguas de conflicto, no puede explorar ni explotar (yacimientos) minerales o (de) petróleo en territorio en disputa, ni realizar ejercicios misilísticos en las áreas en conflicto", agregó.

Las tensiones entre Reino Unido y Argentina por la soberanía de dichos archipiélagos se reavivó a principios de este año cuando varias empresas británicas anunciaron el inicio de unas exploraciones en la plataforma continental de las Malvinas donde se suponía la existencia de importantes reservas de gas y petróleo.

Estas actividades fueron calificadas por Buenos Aires como "un acto de agresión unilateral" por parte de Londres que, por su parte, reivindicó su soberanía sobre las islas, así como el derecho de sus empresas a emprender dichas exploraciones.

"UNA PROVOCACIÓN"

La protesta remitida a la Embajada de Reino Unido en Buenos Aires considera dichas maniobras "una nueva provocación", ya que "contravienen el objeto y fin de los acuerdos bilaterales sobre medidas de fomento de la confianza en el orden militar vigentes entre los dos países". Por tanto, solicita a las autoridades británicas que se "abstengan" de llevar a cabo estos ejercicios, previstos desde este domingo y hasta el 22 de octubre.

Desde la sede diplomática, se confesaron "sorprendidos" por esta reacción de las autoridades argentina ya que, según afirmaron, estos ejercicios militares se realizan con regularidad desde hace 28 años, algo que el ministro de Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, rechazó de forma tajante a través de su cuenta en Twitter.

"El Reino Unido dice que los ejercicios con misiles los realizan desde hace 28 años. Este es el primer año que avisan como indica la ley. O sea, el Reino Unido miente sobre los 28 años o actuó ilegalmente durante esos años. Espero recibir la respuesta formal", escribió el canciller, quien indicó que "hasta que lo aclaren", considerará estas maniobras "como una provocación".