24 de octubre de 2012

Martinelli ordena suspender la aplicación de la Ley 72

Martinelli ordena suspender la aplicación de la Ley 72
EUROPA PRESS/PRESIDENCIA DE PANAMÁ

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha ordenado suspender la aplicación de la Ley 72, que autoriza la venta de terrenos en la Zona Libre, hasta llegar a un acuerdo con los grupos que se oponen a la norma jurídica, después de cinco días de violentas protestas en las principales ciudades del país centroamericano.

   "El proceso de venta de terrenos queda suspendido hasta alcanzar acuerdos, por instrucciones del presidente Ricardo Martinelli", reza el comunicado que ha difundido este martes la Secretaría de Comunicación del Gobierno.

   Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Frank De Lima, ha anunciado que una comisión gubernamental de alto nivel viajará el miércoles a la ciudad de Colón, epicentro de las protestas porque es la más afectada por la Ley 72, para hablar con los grupos políticos, económicos y sociales que exigen la derogación de la norma jurídica.

   "Hago un llamamiento para que el día de mañana (miércoles) las personas que quieran conversar con el Gobierno lo hagan, para que podamos discutir junto a los colonenses cuál debe ser el futuro de la provincia y de la ciudad", ha dicho De Lima en una rueda de prensa.

   En la misma línea se ha expresado el ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega. "Que todas las fuerzas vivas de Colón se acerquen a la alta comisión para conversar con el fin de que termine la ola de violencia de los últimos días, que ha afectado a los ciudadanos y a la economía regional", ha solicitado.

REFORMA LEGISLATIVA

   Además, De Lima ha adelantado que el Gobierno llevará a la mesa de negociaciones una propuesta de modificación de la Ley 72 para que el cien por cien de los terrenos vendidos en la Zona Libre de Colón (ZLC) queden en manos de la población local, en lugar del 35 por ciento que contempla actualmente la norma jurídica.

   El ministro de Economía y Finanzas ha explicado que ello significa que la totalidad de los terrenos vendidos en la ZLC se integrarán en un fideicomiso que podrá estar administrado por una representación de los colonenses o por las autoridades locales para que puedan impulsar proyectos de desarrollo regional.

   "La totalidad de los dineros de la venta de terrenos de la ZLC irán a parar a Colón para mejorar la vida de todos sus ciudadanos, lo que evidencia la voluntad del Gobierno de aumentar la inversión social", ha dicho De Lima.

   Asimismo, ha apuntado que la decisión del Gobierno se enmarca también en su deseo de "echar por tierra la malintencionada desinformación que ha circulado por sectores de la oposición, diciendo que la Ley 72 busca aumentar la recaudación fiscal para sanear el déficit público".

OLA DE PROTESTAS

   Martinelli ha tomado esta decisión después de cinco días en los que diversos grupos --políticos opositores, cámaras de comercio, gremios profesionales, sindicatos, profesores y estudiantes-- se han manifestado en Colón y en otras ciudades panameñas para exigir la derogación de la Ley 72.

   En Colón la mayoría de las protestas han derivado en enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, que se han saldado con la muerte de un niño de nueve años de edad, decenas de heridos y alrededor de un centenar de detenidos.

   Las protestas comenzaron el pasado viernes, cuando Martinelli, sancionó la Ley 72 para permitir la venta de terrenos en la ZLC, un área exenta de impuestos, con el fin de recaudar unos 2.000 millones de dólares en los próximos 20 años e invertirlos en desarrollo social.

   La Zona Libre se creó en 1948 para aprovechar comercialmente el enclave del canal de Panamá. Desde entonces, miles de compañías de todo el mundo tienen una base de operaciones en la ZLC, desde donde parten rutas hacia Japón, Estados Unidos y otros países latinoamericanos.