14 de agosto de 2009

Medvedev y Merkel condenan muertes en Chechenia

SOCHI, Rusia (Reuters/EP) - El presidente ruso, Dmitry Medvedev, pidió el viernes al líder checheno Ramzan Kadyrov que encuentre y castigue a los responsables de las recientes muertes en la región, que en su opinión están destinadas a socavar la estabilidad de la zona.

Medvedev hizo estas declaraciones junto a la canciller alemana, Angela Merkel, quien condenó la muerte de la funcionaria de la organización de caridad Zarema Sadulayeva y de su marido en Chechenia a principios de esta semana.

Kadyrov fue designado presidente de la región por Moscú para frenar a los separatistas, pero los activistas de derechos humanos dicen que desacata la legislación federal y es responsable de buena parte de la violencia en la provincia.

El destacado grupo de derechos humanos Memorial acusó a Kadyrov de organizar el asesinato de su activista Natalia Estemirova en Ingusetia el año pasado, en medio de un incremento de los ataques en la región.

La violencia entre los islamistas y las fuerzas del orden se ha incrementado en las vecinas regiones de Daguestán e Ingusetia, en el Cáucaso norte. El presidente ingusetio, Yunus-Bek Yevkurov, resultó gravemente herido en junio en un atentado con bomba.

"La serie de muertes e intentos de asesinatos tiene el propósito de desestabilizar la situación en el Cáucaso", dijo Medvedev en rueda de prensa conjunta con Merkel.

"El presidente de la república chechena debería hacer todo lo posible para encontrar y dejar al descubierto a los responsables", añadió.

Rusia, cuyo vasto territorio va del Báltico al Pacífico y alberga decenas de minorías con sus propios deseos territoriales, tiene un claro interés por establecer el orden en la región. El separatismo en el Cáucaso tiene implicaciones para los esfuerzos de Moscú por afirmar el poder central.

Merkel sostuvo que condenó los asesinatos durante sus conversaciones con Medvedev.

"Este es, desgraciadamente, un tema grave que tenemos que abordar una y otra vez en muchas reuniones", indicó. "Dejé en claro que obviamente expresamos nuestra más firme condena, al igual que los rusos", añadió.