21 de septiembre de 2009

Al menos 13 muertos en un ataque de Abú Sayyaf tras la toma de la principal base rebelde en la isla de Jolo

MANILA, 21 Sep. (Reuters/EP) -

Ocho integrantes del Ejército filipino y tres guerrilleros murieron hoy en un ataque de la milicia islamista Abú Sayyaf contra un convoy militar cerca de la principal base insurgente en la isla de Jolo, tomada ayer por fuerzas gubernamentales, informó el teniente coronel Romeo Brawner en declaraciones a los medios de comunicación.

"Nuestras tropas regresaban de la base marítima tras participar en una ceremonia de izada de bandera para conmemorar la captura del campamento rebelde cuando fueron atacados, no muy lejos de la zona", indicó. "Perdimos a ocho soldados, pero abatimos a cinco de ellos en el tiroteo", dijo.

Ayer domingo efectivos de tierra del Ejército se toparon por casualidad con la base insurgente cuando perseguían a un dirigente de la guerrilla. Cientos de soldados combatieron durante más de seis horas contra unos 200 milicianos de Abú Sayyaf, que contaban con búnkeres y trincheras para defender su posición, explicó hoy el teniente general Ben Dolorfino en declaraciones a los medios de comunicación.

"Tuvimos que pedir ataques aéreos porque los soldados tenían problemas para ascender por el escarpado terreno. La aviación lanzó bombas de 250 libras (más de 113 kilogramos) en dos salidas", indicó Dolorfino.

El enclave fue tomado tras la segunda oleada de bombardeos. "Se recuperaron dos cuerpos, pero fuentes de nuestra inteligencia apuntan a que otras 17 personas murieron en los ataques aéreos", afirmó.

En la base, explicó Dolorfino, había capacidad para albergar a unas 500 personas en búnkeres y una red trincheras. Con esta acción, dijo, se ha impedido la celebración de una reunión clave de dirigentes de Abú Sayyaf --Umbra Jumdail, Albader Parad y Isnilon Hapilon-- que se encontraban en la zona en el momento del comienzo del combate. También estarían en la base dos conocidos miembros de la Yemaá Islamiya, uno de ellos el singapurense Mauwiyah.

La isla de Jolo es el principal bastión de los rebeldes de Abú Sayyaf, un grupo islamista violento pequeño pero muy activo en el archipiélago filipino de mayoría católica.