3 de diciembre de 2015

Al menos 14 muertos por el tiroteo en un centro para discapacitados de California

WASHINGTON, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Al menos 14 personas han muerto y otras 17 han resultado heridas por el tiroteo que varios hombres fuertemente armados han desatado este miércoles en un centro de atención a discapacitados de la localidad de San Bernardino, en California, según ha informado el jefe de la Policía local, Jarrod Burguan.

Las autoridades han confirmado que hubo un cruce de disparos y un sospechoso ha muerto, pero han añadido que no pueden garantizar todavía que tenga relación con el tiroteo masivo. Un oficial de la Policía ha resultado herido en este mismo incidente.

Alrededor de las 11.00 (hora local) varios hombres --que según testigos citados por la prensa local serían tres-- han irrumpido en el Inland Regional Center, que asiste a unas 31.000 personas, justo cuando se estaba celebrando una reunión de carácter festivo.

"Lo que tenemos hasta el momento es información de que hasta tres personas entraron al edificio y abrieron fuego contra quienes estaban allí", ha señalado Burguan, que ha agregado que los sospechosos huyeron del lugar y que las autoridades les están buscando.

"Esta gente vino preparada. Tenían armas largas, no pistolas", ha apostillado el jefe policial. Las fuerzas de seguridad buscan un vehículo negro que habría abandonado el centro asistencial poco después del suceso.

De acuerdo con algunos testimonios las armas que portaban podrían tratarse de fusiles de asalto AK-47 y, además, iban equipados al estilo militar, con máscaras y chalecos, lo que sugiere que iban "preparados", de acuerdo con el FBI.

Según ha informado la cadena estadounidense CNN, cuatro adultos heridos en el tiroteo han sido trasladados al Centro Médico Universitario Loma Linda, y el hospital espera a tres pacientes más.

De momento, se desconocen los motivos del tiroteo, aunque fuentes consultadas por 'Los Angeles Times' señalan que el objetivo del ataque podrían ser los participantes en dicha fiesta, entre los que habría empleados públicos.

"No sabemos si este es un incidente terrorista", ha dicho David Bowdich, de la Oficina del FBI en Los Angeles. La Policía de San Bernardino, por su parte, ha confirmado que hay de uno a tres sospechosos, múltiples víctimas, y ha afirmado que varias agencias están atendiendo la emergencia.