29 de junio de 2012

Mercosur suspende temporalmente a Paraguay hasta que sus ciudadanos puedan elegir "libremente" presidente

El bloque regional aprueba la integración de Venezuela como país miembro gracias a la ausencia de Paraguay, que vetaba dicho ingreso

BUENOS AIRES, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los países del Mercado Común del Sur (Mercosur), reunidos este viernes en la ciudad argentina de Mendoza han acordado la integración de Venezuela en la organización y han suspendido temporalmente a Paraguay, hasta que su Gobierno convoque elecciones en las que los ciudadanos puedan elegir "libremente" presidente.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha explicado que la suspensión de Paraguay se prolongará "hasta que se cumpla el proceso democrático que nuevamente instale en ese país la soberanía popular", rota a su juicio con la expulsión del poder del mandatario Fernando Lugo. En este sentido, ha insistido en que los paraguayos deben elegir "libremente" presidente.

El Parlamento paraguayo aprobó la semana pasada la destitución de Lugo tras un "juicio político" por su responsabilidad en la muerte de 17 personas durante un enfrentamiento entre campesinos y policías en el departamento de Canindeyú (sureste). Su hasta entonces 'número dos', Federico Franco, ha asumido de forma interina la Presidencia entre críticas de la mayoría de países de su entorno.

Las declaraciones políticas de los últimos días se han traducido en la reunión de Mercosur en la expulsión temporal de Paraguay, ya que Fernández de Kirchner considera que es responsabilidad de la organización "lograr la mejor calidad de vida de los pueblos" que integran el bloque.

Por este motivo, no se contentarán sólo con que se celebren elecciones en Paraguay sino que éste proceso deberá estar supervisado por una comisión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tal como ha propuesto en Mendoza --punto de encuentro de las dos organizaciones-- el presidente chileno, Sebastián Piñera.

La mandataria argentina ha destacado que la Unasur "ha demostrado que puede dar resultados efectivos en situaciones de conflictividad" y ha aclarado que, sea cual sea el resultado de los comicios, las organizaciones que agrupan a los países de la zona aceptarán "la voluntad del pueblo paraguayo".

Franco ha declarado que no tiene intención de adelantar las elecciones y que, en principio, se celebrarán el próximo mes de abril, tal como estaba previsto. La presidenta de Brasil, Dilma Roussef, confía en que esos comicios sean "democráticos, libres y justos".

NO HAY SANCIONES

Pese a las reprimendas, Cristina Fernández ha aclarado que Mercosur no adoptará ninguna sanción contra Paraguay. "Es posición de la República de Argentina no tomar ningún tipo de decisión de carácter económico que perjudique al pueblo paraguayo", ha apuntado, antes de reconocer que este tipo de castigos no los pagan los gobiernos "sino que siempre los pagan los pueblos".

Fernández de Kirchner no ha escatimado en críticas y ha asegurado que el "juicio político" contra Lugo supuso una violación de las garantías constitucionales y no permitió que el presidente tuviese "el debido proceso", pese a ser esta garantía "uno de los pilares de la civilización occidental".

Para la presidenta argentina, en Paraguay "hubo una ruptura del orden democrático" a raíz de "una parodia de juicio". "No hay en el mundo juicio que dure dos horas y media", ha ironizado, dentro de un discurso en el que ha recordado otros "intentos desestabilizadores" de la región que siempre se han rechazado "de forma unánime".

El expresidente paraguayo ha aplaudido la decisión de Mercosur porque, con la suspensión adoptada este viernes, "se ajusta a las normas vigentes" y consolida "los mecanismos de defensa de la democracia". A través de un mensaje leído en la sede del partido País Solidario, desde donde ejerce ahora su actividad política, Lugo ha recordado que Mercosur acordó dichos "mecanismos" a raíz de un golpe de Estado ocurrido en Paraguay en 1996.

VENEZUELA, PAÍS MIEMBRO

La reunión de Mendoza también ha servido para fijar la incorporación de Venezuela a Mercosur. En concreto, se integrará como miembro de pleno derecho el próximo 31 de julio, en la reunión que la organización celebrará en Río de Janeiro.

Venezuela llevaba seis años lista para entrar al bloque formado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Era precisamente este último país, ahora suspendido, el que mantenía bloqueado el ingreso venezolano, que ahora ha tenido el camino libre.

Chile, Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador colaboran como naciones asociadas con Mercosur y, al igual que los países miembro, también han plasmado sus críticas contra la forma en que se produjo la destitución de Lugo en Paraguay.

Tanto el presidente boliviano, Evo Morales, como el ecuatoriano, Rafael Correa, han reiterado este viernes que no reconocerán al Gobierno de Federico Franco como interlocutor legítimo. Morales, en declaraciones a la cadena Telesur, ha llamado a actuar "en defensa de la democracia y la legitimidad de los gobiernos democráticamente elegidos", pese a sus diferencias con Lugo.

Por su parte, Correa ha rechazado a su llegada a Mendoza los "golpes de Estado enmarcados en la legalidad" y ha reclamado a los países de la Unasur que "estén a la altura de las circunstancias" y aprueben sanciones contra Paraguay.