4 de julio de 2007

Mercosur.- Venezuela dice que el plazo dado para su ingreso en el Mercosur no es un mecanismo de presión

CARACAS, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El plazo de espera de tres meses que dio el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, para que se concrete el ingreso de este país en el Mercado Común del Sur (Mercosur), no es un mecanismo de presión a los Congresos de Brasil y Paraguay, sino un periodo para evaluar lo que debe hacer este Gobierno con respecto a este bloque.

Esta aclaratoria la hizo hoy el presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior de la Asamblea Nacional (Congreso), Saúl Ortega, al aclarar que la intención no es ejercer fuerza en los parlamentarios de Brasil y Paraguay, para que aprueben la entrada de Venezuela al Mercosur, ya que son los dos únicos países que aún no lo han hecho, reseñó la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

El presidente venezolano, Hugo Chávez, amenazó ayer con retirar la solicitud de integración al Mercosur si estos dos países no aprueban en un plazo de tres meses el ingreso de su país al organismo comercial.

A este respecto, Ortega señaló que "el tiempo que ha planteado el presidente Chávez servirá para determinar cuál, hasta ahora, parece ser un conjunto de intereses que priva la transparencia del total ingreso de Venezuela a esa instancia internacional".

De esta manera, cuestionó el hecho de que apenas hace 20 días los parlamentos de Brasil y Paraguay incluyeron en su agenda la discusión sobre la entrada de Venezuela en el Mercosur. "Existen incongruencias entre el apoyo que han manifestado los Gobiernos de esos países y la actuación de sus parlamentos en relación con la situación de Venezuela y el Mercosur", destacó.

En su opinión, la objeción por parte de los Congresos de ambas naciones forma parte de una discusión interna porque muchos están viendo a Venezuela "no como una fuerza integradora de la región, sino como una mera ampliación del mercado, un negocio más".