28 de agosto de 2009

Merkel corteja a sindicatos alemanes antes de elecciones

BERLIN (Reuters/EP) - La canciller alemana, Angela Merkel, elogió el viernes a los sindicatos del país como una fuerza estabilizadora durante la crisis económica, en medio de la campaña por su reelección en los comicios federales del próximo mes.

"Me gustaría declarar un agradecimiento de corazón a ustedes por mostrar tanta responsabilidad durante un momento difícil", dijo Merkel antes de un encuentro con los líderes sindicales del país.

"Ustedes han sido una parte esencial de la historia de éxito de nuestro paquete de estímulo económico", dijo tras posar para unas fotos con Michael Sommer, jefe de la federación sindical DGB, y con otros líderes en su despacho.

Merkel, de tendencia política conservadora, ha dirigido la coalición de Gobierno desde el 2005 con los socialdemócratas, el partido alineado tradicionalmente con los intereses sindicales de la mayor economía de Europa.

El período de Merkel en el poder ha estado marcado por un cambio a la izquierda en la toma de decisiones políticas. La canciller fue descrita una vez por un prominente miembro de izquierda de la oposición como "la mejor socialdemócrata" del Gobierno.

Aunque la crisis hundió a Alemania en su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, Merkel no ha debido enfrentar la tasa de pérdida de empleos vista en Estados Unidos, en parte gracias a un subsidio del Gobierno que alienta a las firmas a acortar las horas de trabajo en vez de reducir el personal.

Sus compañeros conservadores le llevan a los socialdemócratas entre 12 y 15 puntos de ventaja en los sondeos de opinión, y se espera que Merkel -cuya popularidad personal excede la de su partido- encabece el próximo Gobierno.

No obstante, si la elección da como resultado la coalición de centro-derecha por la que su partido está haciendo campaña, las relaciones con los líderes laborales podrían no ser tan buenas como lo han sido en tiempos de la actual "gran coalición".

Después de la votación del 27 de septiembre, Merkel espera asociarse con los Demócratas Libres, un partido cuyo líder, Guido Westerwelle, describió a los sindicatos como "la verdadera plaga en Alemania" hace cuatro años.

Los sindicatos están pidiendo un aumento en el sueldo mínimo nacional de Alemania -una demanda a la que el partido de Merkel se ha resistido- y garantías sobre las leyes de protección laboral que los Demócratas Libres quieren limitar.