El mes más negro del fujimorismo, ¿por qué han detenido a Keiko Fujimori?

  • El mes más negro del fujimorismo, ¿por qué han detenido a Keiko Fujimori?
< 11 de octubre de 2018 REUTERS / JANINE COSTA

   LIMA, 11 Oct. (Notimérica) -

   La líder de la formación Fuerza Popular y de la oposición peruana, Keiko Fujimori, era detenida este miércoles tras prestar declaración en la sede de la Fiscalía General de Lima en el marco de las pesquisas judiciales sobre la supuesta financiación ilegal de su campaña para las elecciones presidenciales de 2011, el denominado caso 'cócteles'.

   La pasada semana, la Justicia de Perú anulaba el indulto humanitario otorgado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski al exmandatario Alberto Fujimori, padre de Keiko, quien deberá volver a la cárcel para completar su condena de 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad durante su gobierno (1990-2000).

   Este mes de septiembre está siendo, cuanto menos, muy complicado para la familia política más famosa de Perú. Y todo ello, por 'sorpresa', pues a pesar de que cabía la posibilidad de que la Justicia peruana retirara el indulto al expresidente, la decisión no se esperaba tan precipitadamente. De la misma manera, Keiko tampoco pensaba ser detenida.

   La política se encontraba en la Fiscalía, a la que acudió por voluntad propia, para declarar sobre las presuntas aportaciones realizadas por la empresa constructora brasileña Odrebrech --epicentro de una red de cobro de sobornos a cambio de obra pública en todo América Latina-- a su campaña electoral en 2011. Sin embargo, la líder de Fuerza Popular salió de ahí esposada y detenida por las autoridades.

   El juez instructor Richard Concepción Carhuancho ordenaba su detención preliminar, y la de otras 19 personas, por un presunto delito de blanqueo de capitales. Del mismo modo, Carhuancho sostiene en un escrito que la detención obedece a "fundados elementos de convicción" que vinculan a los sospechosos "con los delitos de lavado de activos, peligro de fuga y obstaculización" de la investigación.

   Los investigadores creen que se creó "una organización criminal en el interior del partido político Fuerza 2011 (posteriormente renombrado como Fuerza Popular) que tenía entre sus fines obtener el poder político recibiendo para ellos aportes ilícitos".

CASO CÓCTELES

   ¿Qué es el Caso Cócteles por el que Keiko ha sido detenida?

REUTERS

Se trata de una investigación realizada a Fuerza Popular y a Keiko Fujimori por el presunto lavado de 1,2 millones de dólares procedentes del Departamento de Operaciones Estructuradas de la constructora Odrebrecht, una información dada en febrero de 2018 por el ingeniero y exfuncionario de Odebrecht en Perú, Jorge Barata. Su nombre es debido a las explicaciones de los representantes del fujimorismo sobre los aportes fantasma: la recaudación del dinero fue mediante la venta de tarjetas de 250 dólares para asistir a eventos que tenían como enviada especial Keiko Fujimori.

   Según este, Keiko Fujimori habría recibido dicha cantidad de dinero para la campaña su campaña presidencial en 2011, la cual perdió contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK). Los hechos han sido ligados con las investigaciones de octubre de 2015 de los denominados 'aportes fantasma', una serie de ingresos realizados para dicha campaña electoral supuestamente por varias personas que aseguraron posteriormente no haberlos realizado.

   Durante las investigaciones llevadas a cabo sobre la trama Odebrecht en Perú, las autoridades encontraron en la agenda del móvil del primer ejecutivo de la constructora brasileña cuando supuestamente tuvieron lugar los hechos, Marcelo Odebrecht, un apunto que les hizo volver a mirar hacia la hija del exmandatario: "aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita".

   Asimismo, Marcelo Odebrecht verificó las palabras de Barata, quien dijo ante fiscales peruanos y brasileños que la constructora brasileña entregó 1,2 millones de dólares a la campaña fujimorista. El dinero procedía, en su integridad, de fondos "no contabilizados" o de una contabilidad paralela de la empresa. Barata precisó, además, que parte del dinero fue entregado a Yoshiyama y Bedoya.

PERSECUCIÓN POLÍTICA CONTRA EL FUJIMORISMO

   Tras los hechos, Keiko denunciaba en una carta manuscrita publicada a través de su cuenta en la red social Twitter que ha sido detenida "sin fundamentos jurídicos" y cuando se presentó "voluntariamente" ante la Fiscalía". "La persecución se ha disfrazado de justicia en nuestro país. Me han perseguido 18 años y nunca han mostrado una prueba, y así sin pruebas en mi contra estoy privada de mi libertad, con la frente en alto y el espíritu de lucha intacto", decía.

REUTERS

   Por su parte, el marido de Fujimori, Mark Vito, que se encontraba presente en la Fiscalía cuando su esposa fue detenida ya que la había acompañado al lugar, ha atribuido también el movimiento judicial a "una persecución política". "Creo que esta injusticia ha llegado a su punto máximo. Esto no es justicia, esto no es política, esto es un abuso y mi esposa va a salir de esto más fuerte", indicaba.

   Asimismo, Keiko aseguraba que "ya la semana pasada anularon abusivamente el indulto humanitario a mi padre y ahora a mí y otros 'fujimoristas' nos detienen. ¡Esto se llama persecución política!", denunciaba. "No van a truncar" el "proyecto político" del partido, sino que ha pedido a sus seguidores "reforzar el trabajo en las bases". "Siempre orgánicos, levantemos nuestra voz", agregaba. "El 'fujimorismo' es un sentimiento que crece en momentos de adversidad. Esto será sólo un capítulo más de persecución. Saldremos más fortalecidos de esta injusticia. Fuerza, mucha fuerza" remarcaba.

   Por su parte, el suspendido congresista de Fuerza Popular y hermano de la líder del partido, Kenji Fujimori, indicó a través de su cuenta de Twitter: "Otro momento triste y duro en una semana. Duro para la familia. Apenas me enteré de la noticia estuve al lado de mi mamá y después con mi papá. Lamento profundamente la situación que atraviesa mi hermana y su familia".