15 de octubre de 2007

México.- Acusan a diputados y autoridades de Veracruz como presuntos responsables de derribar una estatua de Fox

MÉXICO DF, 15 Oct. (EP/AP) -

El Ayuntamiento de la localidad de Boca del Río, en el Estado mexicano de Veracruz, interpuso ayer una demanda ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra los diputados y autoridades locales sospechosos de participar "directa e indirectamente" en el derribo de la estatua del ex presidente Vicente Fox, horas antes de su inauguración.

"Nosotros vamos a reclamar lo que se refiere a los daños de la escultura y nos reservamos el derecho a ampliar nuestra denuncia", dijo el encargado municipal de Boca del Río, Ramón Pineda.

La estatua, instalada en la madrugada del sábado en la Avenida Vicente Fox de la localidad fue derribada horas después por casi una decena de personas encabezada por dirigentes políticos de la oposición local.

Entre los demandados, están los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Adolfo Mota y Gerardo Lagunes. Por su parte el PRI negó haber participado en el derribo y su líder de Veracruz, José Yunes, dijo que su agrupación no actuó contra la decisión "errónea" de colocar la efigie de tres metros de altura y 750 kilos de peso.

A pesar de los incidentes, la estatua fue inaugurada ayer por los dirigentes del Partido Acción Nacional (PAN), pese a que le faltaba la mano derecha, que perdió al caer. La delegación del PGR en Veracruz determinará hoy si acepta la querella en el ámbito federal.

El Gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, del PRI, pidió el viernes cancelar la inauguración, la cual calificó de "provocación" debido a que las autoridades locales examinan todavía la legalidad de las elecciones estatales del 2 de septiembre de 2006.

Fox dijo que "el gobernador Fidel Herrera miente, el PRI se muestra intolerante y todo parece indicar que quieren regresar al pasado" y afirmó que "un Estado democrático no puede volver a la intolerancia".