5 de octubre de 2006

México.- AI denuncia que los abusos sexuales en Atenco siguen "impunes" y acusa al Gobierno de "ocultar" pruebas

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) exigió hoy a las autoridades federales mexicanas que tomen la iniciativa y dirijan las investigaciones sobre los casos abusos sexuales cometidos por las fuerzas de seguridad en la localidad mexiquense de San Salvador Atenco, el pasado mes de mayo.

Amnistía Internacional aseguró que existen al menos 23 informes de abusos sexuales cometidos por las fuerzas de seguridad en San Salvador de Atenco, durante las operaciones policiales que tuvieron lugar en dicha localidad hace cinco meses.

El llamamiento coincide con la publicación de un informe de AI en el que detalla los nuevos indicios de que "las autoridades del Estado de México no sólo no han investigado seriamente las acusaciones de las mujeres, que afirman haber sido víctimas de abusos sexuales" por parte de la policía mientras estaban custodiadas por estos, sino que además han tratado de "ocultar" estos indicios.

"Las autoridades del estado han hecho recaer la carga de la prueba en las víctimas, al tiempo que tratan de desacreditar sus acusaciones", indicó la organización, que denuncia la "falta de imparcialidad y conflicto de intereses" en las investigaciones estatales.

Es más, la directora adjunta al Programa Regional para América de Amnistía Internacional, Kerrie Howard, sostiente que esto es propiciar una "fórmula para la impunidad". Según Howard, las autoridades tienen la obligación de garantizar que los responsables "rindan cuentas".

Así, exige que sea la Fiscal Especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres quien se encarge del caso "dada la seriedad de los delitos y los constantes fallos de las autoridades estatales al investigar eficazmente las denuncias de abuso". La violación según el derecho internacional está calificado como acto de tortura, recuerda AI.

Los pasados 3 y 4 de mayo de 2006 una operación policial de dos días de duración en la ciudades de Texcoco y San Salvador Atenco, en el Estado de México, se cerró con la detención de 211 personas, entre las que figuran las mujeres presuntamente abusadas. El objetivo de esta operación era poner fin a las protestas de la organización campesina 'Pueblos en Defensa de la Tierra'.

Cinco meses después, siete mujeres y 21 hombres sigueb detenidos, acusados del secuestro de policías durante la manifestación. Algunas víctimas declararon a la organización que las autoridades mexiquenses se negaron a que presentaran querellas criminales y que además no les ofrecieron atención médica ni psicológica. "Esta ayuda es importante a la hora de asegurar pruebas en este tipo de casos", añadió AI.

Por último, Aministía pidió a las autoridades que se "aseguren de que las actuaciones judiciales que se siguen contra las personas que están detenidas o bajo fianza cumplen con las normas internacionales sobre juicios justos" y que se investigue las "graves violaciones de Derechos Humanos cometidas durante la operación de en Atenco".