5 de diciembre de 2012

México.- AI insta a respetar los DDHH de los detenidos durante la investidura de Peña Nieto y a investigar los abusos

MÉXICO DF, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha urgido a las autoridades mexicanas a respetar los Derechos Humanos de las personas que fueron detenidas durante las manifestaciones del pasado sábado contra la investidura presidencial de Enrique Peña Nieto, así como a investigar las denuncias de abusos por parte de las fuerzas de seguridad.

El pasado 1 de diciembre, 106 personas fueron detenidas a causa de los disturbios que se desataron en el marco de las numerosas manifestaciones que se celebraron en la capital mexicana contra la llegada de Peña Nieto a Los Pinos --residencia presidencial--.

De momento, 28 de los detenidos han sido liberados. Se trata de 16 adultos, que han quedado "bajo reserva de ley", y 12 menores de 18 años de edad, que han quedado sin cargos, según ha informado el procurador de México DF, Jesús Rodríguez Almeida.

Entre los liberados se encuentra el único herido grave durante los disturbios, Uriel Sandoval Díaz, que, además, ha quedado sin cargos, de acuerdo con el Foro Académico, el Consejo Estudiantil de Lucha, y los Trabajadores en Lucha

Los 69 restantes --58 hombres y 11 mujeres--, en cambio, han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales. Al parecer, todos han confesado ser miembros de grupos anarquistas y del movimiento ciudadano YoSoy132.

La organización humanitaria ha subrayado que "es esencial que se respete la integridad física y psicológica, así como el derecho a un juicio justo y al debido proceso judicial de toda persona recluida y procesada".

En concreto, ha apuntado que "es imprescindible que el Poder Judicial y el Ministerio Público aseguren procesos justos para todas las personas detenidas y que aseguren su derecho a la asistencia letrada, a recibir atención médica y a la presunción de inocencia".

Además, ha revelado que, de acuerdo con sus pesquisas, varias de las personas que siguen detenidas "no estaban involucradas en los hechos de violencia, a pesar de lo cual se enfrentan a cargos serios como a un delito contra la paz en forma de pandilla".

AI también ha hecho un llamamiento a las autoridades mexicanas a "investigar de forma imparcial y exhaustiva las denuncias y evidencias del uso excesivo de la fuerza contra manifestantes, periodistas y transeúntes durante los disturbios" y a "dar a conocer los resultados".

"Las autoridades tienen la obligación de controlar el orden público y tomar medidas para prevenir, investigar y sancionar a los responsables de los actos de violencia, pero estas medidas tienen que ser proporcionadas y apegadas a los Derechos Humanos", ha indicado.