12 de marzo de 2019

México asegura que los "secuestrados" del autobús podrían ser migrantes que buscaban cruzar a EEUU

México asegura que los "secuestrados" del autobús podrían ser migrantes que buscaban cruzar a EEUU
TWITTER

   CIUDAD DE MÉXICO, 12 mar (Reuters/Notimérica)

   Autoridades investigan si un grupo de al menos 19 pasajeros que fueron bajados de un autobús por hombres armados en el norte del México serían migrantes indocumentados que contrataron sus servicios para llegar a Estados Unidos, dijo el martes el gobierno mexicano.

   El incidente ocurrió la semana pasada cuando un bus de la empresa Transpaís fue interceptado por un comando armado mientras viajaba por una carretera en el estado Tamaulipas, uno de los más violentos del país, y se llevó al grupo, dejando ir al resto de los pasajeros sin hacerles daño, según autoridades.

   El gobierno estatal reportó inicialmente que podría tratarse de migrantes que habrían sido secuestrados por el crimen organizado para cobrar rescate u obligarlos a sumarse a sus filas, siguiendo las declaraciones del chofer, quien dijo que unas 25 personas fueron bajadas del bus.

   Pero el gobierno federal afirmó el martes que hasta la fecha nadie había acudido en México ni Centroamérica para denunciar alguna desaparición en la zona, lo que también hacía difícil precisar el número exacto de pasajeros ausentes, que según autoridades estatales sería de 22.

   "Una de las hipótesis principales, aunque no es la única, es que habrían contratado servicios para cruzar a Estados Unidos", dijo a periodistas el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, quien agregó que las indagatorias mostraban que los pistoleros llevaban una lista de las personas que fueron sacadas del bus.

   El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en martes que esta estrategia de migrantes para cruzar la frontera ya había sido reportada en ocasiones anteriores. "Estamos revisando, pero no tenemos indicios de que hayan desaparecido", afirmó.

   No fue posible obtener comentarios de Transpaís, que lamentó el lunes los hechos en un comunicado en el que pidió a las autoridades ofrecer mayor seguridad en las carreteras del país.

   Desde hace años, Tamaulipas, que tiene frontera con Estados Unidos, vive una ola de asesinatos y desapariciones ligados a las pugnas entre violentas bandas de narcotraficantes que en los últimos años han diversificado sus actividades al tráfico de personas, extorsiones, secuestros y robo de combustibles.

   En agosto de 2010, 72 migrantes indocumentados de Centroamérica y Sudamérica fueron asesinados por la banda de los Zetas en un rancho de Tamaulipas. Un año después, cerca de 200 cadáveres de migrantes, muchos de ellos mexicanos, fueron hallados en fosas comunes en la misma zona.

Para leer más