7 de octubre de 2006

México.- Las autoridades descubren cabezas degolladas en la ciudad mexicana de Michoacán

MÉXICO, 7 Oct. (EP/AP) -

La Policía halló el sábado las cabezas cercenadas de dos hombres en una calle frente a una distribuidora de automóviles en el estado occidental de Michoacán, informó la Fiscalía estatal.

Junto a las cabezas se halló un aviso hecho de recortes de letras de periódicos, el cual decía: "Queridos camaradas, la familia michoacana no somos extorsionadores. P.D. Espero su próxima llamada".

Los cuerpos de los hombres, uno de ellos un ex policía federal, fueron hallados tirados al lado de un camino de terracería en la cercana ciudad de Zitácuaro, ubicada a 100 kilómetros al oeste de México, dijo la Fiscalía.

El aviso era similar a uno dejado junto a varias cabezas cercenadas arrojadas en un bar en otra ciudad michoacana, Uruapan, el 6 de septiembre. Aquel aviso decía: "La familia no mata por dinero. No mata mujeres. No mata inocentes, sólo a aquellos que merecen morir".

La Fiscalía cree que el delito anterior está ligado al crimen organizado, posiblemente a traficantes de droga. Los crímenes son los últimos en una cada vez más brutal guerra entre narcotraficantes por el control de las lucrativas rutas de contrabando.

En lo que va del año, se han hallado al menos seis cabezas humanas de policías y narcotraficantes en el puerto turístico de Acapulco, en el océano Pacífico. Una fue traída a la playa por el oleaje en una zona turística, y el resto han sido tiradas frente a oficinas de Gobierno.

En los últimos meses también se han hallado cabezas en otras entidades asoladas por la violencia del narcotráfico, incluyendo los estados fronterizos de Baja California y Nuevo León.