24 de agosto de 2012

México.- Las autoridades electorales dicen que todos los partidos políticos respetaron los límites de gasto electoral

MÉXICO DF, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Federal Electoral (IFE) ha determinado este jueves que todos los partidos políticos que concurrieron a las elecciones generales celebradas el 1 de julio en México respetaron los límites legales de gasto electoral.

En una rueda de prensa, el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, ha anunciado que ningún partido político superó los límites legales de gasto electoral y que no se han detectado aportaciones o donativos ilegales.

"Podemos decirle a la sociedad mexicana que, durante las pre campañas electorales, todo los partidos políticos invirtieron recursos legítimos dentro de los topes establecidos", ha dicho, en declaraciones recogidas por el diario 'Milenio'.

No obstante, de acuerdo con la auditoría realizada por la Unidad de Fiscalización, hay un desfase entre los ingresos y los gastos declarados por los partidos políticos, ya que recibieron unos 83 millones de pesos (unos 5 millones de euros) y desembolsaron unos 85 (unos 5,13).

Por ello han sido multados, correspondiendo 8,3 millones de pesos (501.161 euros) al Partido de la Revolución Democrática (PRD), al Partido de los Trabajadores (PT) y al Movimiento Ciudadano --los tres integrantes del Movimiento Progresista--, 210.000 (12.682) al gobernante Partido Acción Nacional (PAN), 115.000 (6.945) a Nueva Alianza y 6.000 (362) al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El único que no ha sido multado es el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), ya que ha podido explicar todas las observaciones de la Unidad de Fiscalización.

El Movimiento Progresista y el PRI se habían acusado mutuamente de superar los límites legales de gasto electoral y de financiar con recursos ilícitos las campañas de sus candidatos presidenciales, Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto, respectivamente.

En estos momentos, las autoridades electorales analizan el juicio de inconformidad presentado por el Movimiento Progresista, en el que solicita la impugnación de los comicios argumentando que el PRI compró cinco millones de votos para garantizar la victoria de Peña Nieto en las presidenciales.