16 de enero de 2006

México/Bolivia.- El EZLN rechaza la invitación de Evo Morales para asistir a su jura como presidente de Bolivia

El subcomandante Marcos explicó que están en 'La otra campaña' y "no nos relacionamos con gobiernos, nos relacionamos con pueblos"

LA PAZ, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) decidió no asistir, el próximo 22 de enero en La Paz, a la toma de posesión del presidente electo de Bolivia, el líder cocalero Evo Morales porque, según explicó el subcomandante Marcos, estamos en 'La otra campaña' y "no nos relacionamos con gobiernos, nos relacionamos con pueblos".

"Nos invitaron y no vamos a ir. Estamos en 'La otra campaña'. No nos relacionamos con gobiernos, nos relacionamos con pueblos y tenemos mucho respeto por el pueblo boliviano", se limitó a señalar Marcos, después de que un joven adherente de la sexta Declaración de la Selva Lacandona le preguntara sobre una posible presencia del EZLN en el acto oficial boliviano.

Marcos realizó este anuncio trasmitiendo la decisión tomada ayer por la tarde por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena respecto a la invitación formal que realizó Morales al grupo el pasado 30 de diciembre, según adelantó el diario mexicano 'Milenio'. El líder indígena boliviano es admirador confeso del subcomandante.

El tema de Evo fue planteado al dirigente indígena durante los trabajos de 'La otra campaña' en esta entidad. Marcos escuchó a lo largo de ayer domingo la historia de un grupo de comuneros del ejido Chetumal, quienes denunciaron el despojo de sus tierras para la construcción de un aeropuerto.

LOS PROBLEMAS DEL PUEBLO MAHAHUAL

Asimismo, integrantes de la agrupación Hermanos Flores Magón expusieron ante el delegado Zero la problemática que viven en el pueblo de Mahahual de donde, aseguraron, el Gobierno quiere expulsarles para favorecer al empresario Isaac Hamui Abadi, a quien vinculan con el ex gobernador Joaquín Hendricks.

Después de las intervenciones de los miembros adherentes a la sexta declaración de la Selva Lacandona, Marcos tomó la palabra para cuestionar a la constitución política vigente.

"Como ya se dijo aquí, la Constitución actual no sirve para nada. Bueno, sirve para que los ricos se hagan más ricos, para justificar el despojo que nos hacen de tierras, que nos hacen de salarios con carestía, de los productos del campo, de la persecución a los jóvenes, el desprecio a las mujeres, el racismo a los indígenas, la criminalización de las diferencias sexuales, todo eso es parte de ese sistema ahora legalizado", indicó.

Marcos aseguró que "durante la historia no se había presentado esto". "En las cárceles y en los cementerios están los que luchan por la justicia y luchadores sociales, y en los puestos gubernamentales están los criminales", aseveró.

Anoche, Marcos presidió un mitin ante cerca de 1.000 personas, quienes presenciaron también la entrega que le hicieron los mayas peninsulares de su bastón de mando a pesar de que, unos días antes, con la finalidad de disuadirlos, el Gobierno estatal envió despensas en un tráiler a su comunidad de origen, el ejido Nicolás Bravo.