6 de octubre de 2006

México/Brasil.- Calderón pide ayuda a Lula da Silva para introducir la tecnología del etanol en el país azteca

BRASILIA, 6 Oct. (EP/AP) -

El presidente electo de México, Felipe Calderón, pidió ayuda al presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, para que los técnicos brasileños compartan su experiencia en la producción de combustibles limpios como el etanol con el fin de introducir la tecnología y el consumo en el país azteca.

Calderón, que hizo en la jornada una visita de menos de 24 horas a Brasilia, dijo además que quiere "explorar" las posibilidades de una cooperación más estrecha entre las petroleras Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) y Petróleos Mexicanos (Pemex) en el área de exploración de crudo en aguas profundas en el Golfo de México.

"Le pedí al presidente Lula que me apoyara para poder generalizar el consumo y la tecnología en México para el etanol, primero que sería un producto que generaría enormes beneficios de carácter ambiental, económico, para las finanzas públicas y también para los productores de caña de azúcar", dijo Calderón al hablar con los reporteros en la embajada mexicana en Brasilia.

Brasil es el segundo mayor exportador mundial de etanol, un combustible derivado de la caña de azúcar, después de Estados Unidos. El ministro de Minas y Energía brasileño, Silas Rondeau, ha dicho que esperan aumentar la producción de los actuales 4.200 millones de galones de etanol al año a unos 6.800 millones de galones anuales para 2010.

El dirigente mexicano, no dio detalles sobre el contenido de esa futura cooperación entre las dos petroleras y los proyectos de etanol. El presidente electo, quien asume el cargo el próximo 1 de diciembre, añadió que en su encuentro con Lula temprano en el palacio de gobierno le ratificó al mandatario brasileño que "mi propósito es tener relaciones positivas, relaciones con todos los países de América Latina, sin excepción, incluyendo Cuba" y Venezuela.

Dijo también, que era "respetuoso de la decisión de los brasileños y no opinaré sobre cuestiones políticas internas. Calderón no se fue de Brasil sin desear suerte a Lula para la segunda vuelta electoral presidencial que tendrá lugar el 29 de octubre.

Calderón en esta gira de cinco días por nueve países de la región agradeció a los países de América Latina la "respuesta positiva" han dado a la postura mexicana contra los planes de Estados Unidos de levantar un muro o valla en la frontera como forma de frenar el paso de inmigrantes.

"Agradezco la solidaridad de todos los países, incluido Brasil, Argentina, Chile, países centroamericanos, Colombia, Perú en este tema que es altamente sensible para los mexicanos", dijo.

Calderón dijo que visitará Canadá a fines de este mes, y que no tiene fecha para ir ni a Venezuela ni a Estados Unidos, "por lo menos no antes de las elecciones (legislativas estadounidenses) del 7 de noviembre".

La primera visita que realizará tras su proclamación como presidente de México será a Europa.