11 de mayo de 2011

México.- Calderón niega que su Gobierno mantenga una "guerra" contra el narcotráfico en México

México.- Calderón niega que su Gobierno mantenga una "guerra" contra el narcotráfico en México
EUROPA PRESS/PRESIDENCIA DE MÉXICO

NUEVA YORK, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Felipe Calderón, negó que su Gobierno haya emprendido una "guerra" contra los cárteles de la droga, a pesar de haber desplegado miles de militares y policías para combatir el crimen organizado en todo el país desde que asumió el poder, hace más de cuatro años.

En una reunión con representantes de organizaciones hispanas celebrada el martes en un hotel de Nueva York, Calderón respondió de esta manera a un mexicano residente en Estados Unidos que criticó su gestión porque se ha dedicado a enarbolar "la bandera de la guerra contra el narcotráfico" y no se ha centrado en temas como el empleo y la educación.

"Lo que estamos haciendo por México no es una guerra contra el narcotráfico por sí misma, mi problema no es que la gente por su propia voluntad quiera usar o no drogas. El punto es que esos criminales están afectando a la seguridad de la gente en muchas regiones del país y se lo pueden comentar a ustedes sus paisanos", expresó el mandatario.

Un informe de la Secretaría de Defensa de México, divulgado recientemente por el diario local 'El Universal', revela que más de 45.000 militares han sido desplegados para combatir el crimen organizado desde que Calderón asumió el poder en diciembre de 2006. El propio mandatario ha dicho que la presencia del Ejército en las calles es fundamental para reducir la actividad del crimen organizado.

Durante la reunión, Calderón citó ejemplos de estados mexicanos en donde los criminales antes de la llegada de los uniformados "estaban haciendo lo que se les daba la gana, extorsionando, secuestrando y actuando en contra de migrantes". "Estos señores se comportaban con total impunidad y por ello se decidió hacerles frente", aclaró.

Para Calderón el problema que afronta actualmente México "no es un asunto de narcotráfico nada más", pues asegura que las mafias "están alterando la vida" de los ciudadanos. "La obligación de cualquier gobierno es preservar y defender los derechos de la gente y eso no es ni siquiera una opción, no es una política pública que diga uno 'a mí me da la gana dedicarme a hacer guerras o no hacer guerras", insistió.

Según cifras no oficiales basadas en recuentos de medios locales, desde que Calderón asumió la Presidencia, más de 37.000 personas han perdido la vida en hechos relacionados con el crimen organizado y la encarnizada guerra que mantienen por el control de la ruta de la droga que se vende en Estados Unidos, principal consumidor de cocaína en el mundo.